El pleno del próximo viernes, 26 de febrero, debatirá si el Ayuntamiento se persona como "acusación particular" por los disturbios de la última semana en Barcelona. Tanto Barcelona pel Canvi como PP presentarán dos proposiciones en este sentido, según la información a la que ha tenido acceso Metrópoli Abierta. La regidora Eva Parera considera que los disturbios de Barcelona son kale borroka. "Detrás hay una organización. Está clarísimo. No es nada espontáneo", dice a este medio.

En la declaración, que probablemente defenderá Manuel Valls, el grupo pide la condena de los "actos de violencia registrados en Barcelona y otras ciudades", ocurridos como respuesta al ingreso en prisión de Pablo Hasél, y que el Ayuntamiento se persone "en el ámbito de la jurisdicción penal para ejercer la acusación particular "como perjudicado por los delitos de daños contra la propiedad municipal", detalla el texto de la proposición.

Imagen del Twitter de Arran en el que se explica cómo actuar en unos disturbios / TWITER ARRAN
Imagen del Twitter de Arran en el que se explica cómo actuar en unos disturbios / ARRAN

ARRAN, UNO DE LOS INDUCTORES

Parera sostiene que los disturbios se están produciendo tras concentraciones organizadas en las que se esconde y se lleva encima material para provocar daños. La edil señala a Arran como una de las organizaciones inductoras. De hecho, en la imagen que acompaña esta información se puede ver una foto del Twitter de Arran en el que se indica cómo hacer una barricada y defenderse de las cargas policiales, y se invita a quemar a contenedores y papeleras. Parera reclama hacer extensible los procesos judiciales abiertos a estas organizaciones.

Según los datos actualizados este martes, entre el 16 y el 23 de febrero, en la ciudad se han quemado 292 contenedores con un coste estimado de 429.000 euros, mientras que los servicios de limpieza y la retirada de residuos y de contenedores ascienden a 217.100 euros. Los daños en el pavimento han afectado a más de 4.800 metros cuadrados por un valor de 305.500 euros, y la rotura y desperfectos en el mobiliario urbano, como farolas, semáforos, señales, vallas y fuentes, costará unos 80.600 euros. De forma preventiva, el Ayuntamiento ha retirado 626 contenedores. En total, los actos vandálicos suponen casi un millón de euros en una semana.

INFORME DE DAÑOS

El PP también pide que el gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni se persone como "acusación particular en los procedimientos abiertos" para que los acusados respondan por los daños ocasionados en los bienes y el patrimonio público. Los populares reclamarán una condena especial por el ataque a El Periódico de Catalunya, "como una muestra de violencia coactiva y gratuita", y mostrarán su apoyo a los Mossos d'Esquadra, "especialmente a los agentes heridos". El PP, además, quiere un informe que cuantifique de forma detallada todos los daños, tanto los públicos como los ocurridos en propiedades privadas y comercios.

Una grúa recoge motos quemadas durante los disturbios / MA - GA
Contenedores en llamas en una calle de Barcelona / MA - GUILLEM ANDRÉS

Ciutadans, si bien no solicitará al Ayuntamiento que se persone como acusación particular, sí exigirá que el gobierno municipal ponga en marcha los trámites necesarios para recuperar el importe de los daños ocasionados por los altercados" y que por ahora han sido "cubiertos por el Ayuntamiento". El partido naranja también demandará mostrar un apoyo unánime del consistorio a los vecinos y comerciantes afectados y, como el PP, mostrará un apoyo a los cuerpos y fuerzas de seguridad. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.