Eva Parera, regidora de Barcelona pel Canvi en el Ayuntamiento de Barcelona, concurrirá a las próximas elecciones autonómicas en alianza con el PP. Sin embargo, el exprimer ministro francés Manuel Valls, presidente del partido en el consistorio, no irá en la lista. Parera, que proviene de Unió, ocupará el número tres de la candidatura por detrás de Alejandro Fernández, presidente del PP en Cataluña, y de Lorena Roldán, que recientemente se ha dado de baja de Ciutadans.

El anuncio oficial de la candidatura se hará este lunes pr la mañana, han confirmado a Metrópoli Abierta fuentes cercanas a las negociaciones. Según ha podido saber este medio, Valls se ha desmacardo por completo del acuerdo. El político galo ha venido a decir que no quería que se le relacionara con el PP, aunque avala que las personas de su formación que se quieran sumar a la coalición lo hagan. Parera estará acompañada de Albert Guivernau, una de las personas de su máxima confianza, y Carles Rivadulla, presidente de Empresaris de Catalunya

VALLS RENUNCIÓ A ENCABEZAR UNA LISTA

Los contactos entre PP y Valls se han prolongando durante meses, especialmente después de que Valls descartara encabezar una candidatura, una opción que a principios de 2020 estuvo sobre la mesa. El exministro galo de Interior estuvo buscando apoyos y desde su formación se hicieron todos los trámites para concurrir a comicios catalanes. Valls acabó desistiendo de la idea y ahora Valls está más pendiente de la política francesa que de la barcelonesa. Aunque sigue ejerciendo de concejal en Barcelona, ya vive en París y está pendiente de recibir una oferta de Emmanuel Macron para abandonar definitivamente Cataluña.

La incorporación de Parera, que seguirá como regidora, a la candidatura encabezada por Fernández es una nueva vuelta de tuerca a los movimientos de los partidos políticos de cara a las elecciones autonómicas, con cambios de cabeza de lista y saltos de una formación a otra de primeras espadas. La semana pasada, el PSC sorprendió con el nombramiento de Salvador Illa, todavía ministro de Sanidad, en detrimento de Miquel Iceta. Los socialistas ven en Illa la posibilidad de evitar un nuevo gobierno independentista y abre las puertas a un posible tripartito en la Generalitat.

CIUTADANS EN HORAS BAJAS

Si la apuesta de Illa ha cogido por sorpresa incluso a altos cargos del PSC en Cataluña, el fichaje de Roldán por el PP tampoco se esperaba, aunque las discrepancias de ésta con la dirección del partido iban en aumento tras el nombramiento de Carlos Carrizosa como candidato a la Generalitat en detrimento de ella. Ciutadans afronta las elecciones en un momento muy delicado y con una profunda crisis interna abierta, reconocen fuentes Ciutadans. Las encuestas indican que el partido naranja perderá un importante número de diputados en el Parlament después de que en diciembre de 2017 Inés Arrimadas ganará los comicios por delante de JuntsxCat y ERC.    

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.