ERC votará en contra del presupuesto del Ayuntamiento de Barcelona para 2022. Al menos, de momento, en la comisión de Economía de esta semana. El grupo que lidera Ernest Maragall lo ha anunciado este lunes en la Rambla, donde ha reivindicado el inicio de la urgente reforma del paseo, que acumula 2.000 días de retraso. Los republicanos tienen ya la mirada puesta en las elecciones de 2023 y han decidido marcar distancias con el gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni, al que sí apoyaron en las cuentas de 2020 y 2021.

El ejecutivo de comunes y socialistas han presentado un presupuesto para el próximo año de 3.406 millones de euros. De aprobarse, serían unas cuentas récord. Esta semana, la propuesta de Colau y Collboni debe pasar el primer trámite, la aprobación inicial en la comisión de Economía. Si la negativa de los republicanos persiste en el pleno dejará los números municipales para el 2022 en una difícil situación, ya que al voto contrario de ERC se podría sumar el de JuntsxCat. Dicho de otra manera, la alcaldesa puede depender de los partidos constitucionalistas de derechas para salvar el presupuesto.

Maragall, en la Rambla, con los concejales Jordi Coronas y Elisenda Alamany / ERC
Maragall, en la Rambla, con los concejales Jordi Coronas y Elisenda Alamany / ERC

"DOS AÑOS DE INCUMPLIMIENTOS"

Según Maragall, ERC votará que "no" con "absoluta convicción y responsabilidad". El jefe de la oposición en Barcelona denuncia que la alcaldesa y el primer teniente de alcaldía se han ganado a pulso el posicionamiento negativo tras "dos años de incumplimientos" en los barrios y en la ciudad y por la "falta de proyecto en Barcelona". "Actuamos en nombre del interés general". Entre los incumplimientos citados por Maragall figura el acuerdo por la reforma de la Rambla en el pacto para el presupuesto de 2020.

Este martes, en la comisión de Ecología y Urbanismo, ERC pedirá al gobierno municipal que la primera fase de las obras de la Rambla empiece en 2022. "Hay que poner calendario y presupuesto al inicio de los trabajos. Este retraso de 2.000 días son una vergüenza y son inaceptables", critica el líder republicano, que ya ha anunciado su intención de presentarse a las elecciones de 2023.

EL CONTADOR DE LA RAMBLA SE PUSO EN OCTUBRE DE 2020

La rueda de prensa de Maragall ha sido frente al marcador instalado por la entidad Amics de la Rambla, en un balcón encima del Cafè de l'Òpera, para denunciar la demora en la remodelación el paseo. El contador se colgó el 14 de octubre de 2020. Los 2.000 días de retraso se cumplirán este martes, 16 de noviembre. Las cuentas de los días que se llevan sin iniciar las obras son desde que se aprobó el plan de ordenación de la Rambla, en el pleno de mayo de 2016, ahora hace unos cinco años y medio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.