ERC quiere que el próximo síndic de Barcelona sea David Bondia, que distintos grupos municipales ven próximo a Barcelona en Comú. La portavoz republicana Elisenda Alamany es de la opinión que el defensor de los barceloneses tiene que ser la persona más votada en el proceso participativo (no vinculante) y denuncia que hay partidos políticos que quieren "tumbar la voluntad popular".

Lo cierto es que la elección del síndic y síndica de Barcelona siempre ha dependido del pleno de Barcelona, y el apoyo de las entidades y los procesos participativos no son decisivos ni vinculantes. El candidato que más apoyo obtuvo de las entidades fue Ramon Nicolau (73), mientras que Bondia ganó en las votaciones. El profesor universitario de Derecho Internacional Público en la Universitat de Barcelona fue el justo vencedor. Logró 1.414 votos, aunque el proceso participativo solo interesó a 3.034 personas en toda Barcelona, una cifra ridícula.

NINGÚN CANDIDATO TIENE EL CONSENSO 

"La dinámicas de estos días hacen pensar que el candidato votado por la ciudadanía puede verse tumbado en un despacho de partido", ha dicho Alamany, que ha recordado que Bondia ha obtenido el 46% de los sufragios. La edil republicana ha criticado que Ada Colau no haya convocado a los grupos para buscar el consenso en torno a la figura de Bondia.

La persona que sea elegida síndic o síndica de Barcelona tiene que contar con el apoyo de dos terceras partes del pleno municipal, esto es 28 de 41 concejales. Y por ahora ninguno de los ocho candidatos que se presentó cuenta con el apoyo necesario. Los grupos trabajan para que sea síndic o Bondia o Nicolau, pero distintas fuentes municipales subrayan que será difícil alcanzar el consenso.

XAVIER TRIAS YA VETÓ A BONDIA EN 2016

Además de ERC, Bondia podría contar con el apoyo de Barcelona en Comú, mientras que PSC y Barcelona pel Canvi y la regidora no adscrita Marilén Barceló son partidarios de Nicolau. Aunque PP, Ciutadans y JuntsxCat no han dicho a quién votarán de forma abierta, parece difícil que apoyen a Bondia. En 2016, el PDeCAT de Xavier Trias ya votó en contra de que Bondia accediera a encabezar la oficina del defensor de Barcelona porque se le veía como un aspirante muy próximo a los comunes, y Maria Assumpció Vilà fue reelegida por cinco años más.  

En rueda de prensa, Alamany ha apuntado que no entiende que se pida que la gente participe en la elección y después determinados partidos políticos quieran imponer su decisión. "Nuestro candidato es el que ha votado la ciudadanía. No avalaremos un proceso de elección donde el candidato elegido por la ciudadanía se tumbe en un despacho de partido". ERC quiere que la decisión se tome este julio y no quiere esperar hasta septiembre.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.