ARCHIVADO EN:

El Ayuntamiento de Barcelona elaborará un listado de edificios de la Administración central en la ciudad para estudiar si se han de convertir en equipamientos sociales, viviendas asequibles o tener alguna otra finalidad. La iniciativa de elaborar este censo partió de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que esta semana logró que se aprobase su propuesta en la Comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad.

EDIFICIOS EN EL PUNTO DE MIRA

La iniciativa se produce en un momento en que tanto el Ayuntamiento de Barcelona como el gobierno central están en manos de partidos de izquierda, por lo que las peticiones tienen más posibilidades de ser tenidas en cuenta. Según explican fuentes republicanas a Metrópoli Abierta, “en estos momentos, conocemos los edificios que tiene la Administración local y los que tiene la Generalitat, pero desconocemos cuáles son los que podrían estar disponibles y que son propiedad de la Administración central. Por eso es importante que cuanto antes hagamos ese listado de edificios”.

En el punto de mira están inmuebles como la sede de la Jefatura Superior de Policía de Via Laietana, el cuartel del Bruc, en Pedralbes, el palacio de Capitanía General, la Jefatura del Portal de la Pau, el edificio de Correos, al inicio de Via Laietana, el antiguo edificio de Magistratura, en la Ronda Sant Pere, o el Palau del Lloc Tinent, que es el antiguo Archivo de la Corona de Aragón.

SIN MÁS METROS PARA CRECER

Una nota emitida por ERC señala que la ciudad “esta llena de espacios de oportunidad vacíos” y subraya luego la concejala Maria Buhigas que se trata “de una necesidad urgente, porque Barcelona no tiene más metros cuadrados para crecer”. Fuentes de la formación republicana señalan también a este diario que “nuestra pretensión es ejercer el derecho como Ayuntamiento a conocer todo lo que tenemos en la ciudad”.

Aseguran también que lo más importante es comenzar a hacer el listado de inmuebles susceptibles de ser cedidos a la Administración local. “Empecemos ese listado cuanto antes y luego ya veremos cuál es el segundo paso: se ha de estudiar qué puede ir en cada edificio, cuáles se pueden vender o cuáles pueden ser cedidos. En definitiva, qué utilidad ha de tener cada uno, aunque eso no quiere decir que todos han de ser utilizados en un uso social”.

JEFATURA YA TIENE DESTINO

La actual Jefatura Superior en Via Laietana, por ejemplo, tiene todos los números para convertirse en un museo de la memoria. De hecho, ese uso ya fue aprobado por el Congreso de los Diputados en junio de 2017 y sólo hace falta dar cumplimiento a esa decisión. “La sede de la Jefatura Superior en una calle como Via Laietana no es operativa, por eso no tiene mucho sentido que siga ahí. Esa comisaría debe ser un espacio público en el que se guarde la memoria de la represión”, subrayan desde la formación republicana.

También tienen claro los republicanos qué hacer con la antigua sede de la Magistratura. “Ese edificio se intentó subastar, pero la subasta fue declarada desierta. Los vecinos piden que se hagan viviendas sociales y ése puede ser un buen destino para un inmueble que en estos momentos está a la espera de destino”, explican las fuentes.

ENCONTRAR UTILIDADES

Otra de las zonas que quieren rehabilitar son unos terrenos en la Zona Franca que fueron subastados por 44 millones de euros se rehabiliten para disponer de un parque de oficinas y 430 viviendas. “El edificio de Correos y otros similares están infrautilizados y debido a la falta de espacio que tiene la ciudad, sería bueno encontrarles otras utilidades”, defienden desde el partido independentista.

Su propuesta ya pasó la primera criba: la iniciativa fue aprobada en comisión con los votos a favor de los republicanos, Barcelona en Comú, el PSC y JxCat, mientras que sólo contó con cuatro votos en contra: los del PP y los de Barcelona pel Canvi, que integran Manuel Valls y Eva Parera. Ciudadanos se abstuvo en esta votación.