Ciutat Vella es el distrito más convulso de Barcelona. Especialmente, el Raval y la Barceloneta, tristes protagonistas de un verano marcado por la proliferación de los narcopisos y la permisividad del top manta que se está cargando el comercio en estos dos barrios. Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, parece vivir en otro mundo. Este viernes, en declaraciones a RAC-1, se vanaglorió de sus políticas para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Alfred Bosch, el líder de ERC, tiró de ironía.

“Este verano hemos hecho un plan de choque en el Raval y la Barceloneta, y ha funcionado muy bien”, ha declarado Colau durante la entrevista. Sus palabras, como mínimo, han sorprendido a Bosch. El líder republicano las ha recogido en un tuit en el que también ha puesto su coletilla: “Diría que los vecinos no tienen la misma impresión”.

Barcelona en Comú y ERC aspiran a ganar las elecciones municipales de 2019. En los últimos meses, los republicanos han intensificado sus críticas a la alcaldesa, a quienes recriminan que no tenga un modelo de ciudad y de moverse por intereses partidistas. En declaraciones a Metrópoli Abierta, Bosch recordó que con el actual gobierno municipal se ha construido menos pisos sociales que con Trias y Hereu.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.