ARCHIVADO EN:

 

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) no descarta llegar a un acuerdo este mes de enero para aprobar los presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona. “La pelota está en manos del equipo de gobierno. Nosotros les hemos explicado todas nuestras peticiones y ahora son ellos los que deben decidir si las aceptan o no”, explican a Metrópoli Abierta fuentes del partido republicano.

Tras el parón de las Navidades, las negociaciones se han activado de nuevo y ahora falta “concretar las peticiones. Ya no estamos en el episodio de las generalidades”, confirman las mismas fuentes. Una de esas peticiones es elevar hasta 100 millones de euros las inversiones municipales, lo que elevaría por primera vez el presupuesto del consistorio barcelonés por encima de los 3.000 millones de euros.

Pero además de ese aumento de la inversión, hay tres ejes en los que Esquerra quiere echar el resto. “Se trata de temas especiales que es preciso desarrollar -subrayan las fuentes-. El primero de ellos es la lucha contra la emergencia climática; el segundo, la lucha contra las desigualdades; y el tercero, la emergencia habitacional. En estos momentos, se está hablando de ellos, pero queremos concreciones. Como dice Ernest Maragall, no es tanto alcanzar un acuerdo rápido, sino que lo que hemos de alcanzar es un buen acuerdo”.

UNA GRACIA DE LA ALCALDESA

Afirman los republicanos que “el trabajo por nuestra parte está hecho. En las reuniones, se les ha entregado todas las peticiones al equipo de gobierno. Que nos den una respuesta”. Mantienen, por tanto, que si ese equipo del que forman BeC y PSC prestan un poco de atención, podrían dar luz verde a los presupuestos este mismo mes de enero.

En el tema del cambio climático, la alcaldesa Ada Colau lanzó un globo sonda este jueves: se planteó la eliminación del puente aéreo con Madrid porque los aviones contaminan demasiado. “Nos parece que no tiene sentido decirlo así. Parece una gracia de la alcaldesa. Ese es un tema que hay que hablar con muchos actores”, desde el empresariado hasta entidades sociales pasando por administraciones y por organismos públicos, afirman los republicanos.

Desde ERC consideran que “no nos parece mal el tema, pero hay que encontrar solución a muchas cuestiones. Entre otras cosas, aspiramos a que Barcelona sea un hub del sur de Europa. Y por ello, habría que ver cómo quedarían las conexiones con el aeropuerto del Prat. Es decir, cómo afectaría a las posibilidades de Barcelona la anulación de esa conexión con Madrid. Si hay que hacer una ofensiva política, adelante, pero hemos de hacerla con cabeza y con soluciones. Si éstas están sobre la mesa, fantástico, pero no entendemos lo de lanzar una propuesta que parece graciosa”.

DEMASIADAS PALABRAS. Y GLOBOS SONDA

Los republicanos consideran que el tema de la lucha climática “es muy bonito”. Pero otra cosa es si se hace de cara a la galería o no. “¿Cómo será en el fondo la lucha contra el cambio climático? ¿Cuánto dinero se destinará? Por ejemplo, parece una cosa menor, pero hay un tema de infraestructuras y canalizaciones que hay que solucionar. Cuando hay tormentas, el alcantarillado no absorbe toda el agua y se producen inundaciones en algunos barrios de la ciudad, como en el Paral·lel. ¿Cómo se solucionará el tema? Estas cosas son importantes para la vida de los ciudadanos y tienen también que ver con el cambio climático, aunque no son tan espectaculares como eliminar el puente aéreo”, critican desde Esquerra.

De ahí que el principal partido de la oposición quiera que se concreten actuaciones en la ciudad. “Se suele hablar siempre de grandes temas, pero luego no se acaban de concretar. Hasta ahora, todo han sido palabras y no se ha concretado nada”, subrayan. Por eso, lanzan un dardo envenenado a Colau: “No se trata de hacer anuncios, sino de hacer cosas. Y lo primero que deben hacer algunos dirigentes municipales es hablar las cosas antes de soltar globos sonda”. Además, inciden en las contradicciones dentro del equipo de gobierno, ya que Colau fue desmentida luego por los socialistas, sus socios municipales, que no sabían nada de la propuesta realizada por la alcaldesa.

OTRO ANUNCIO FALLIDO

ERC exige que los mandatarios municipales hagan sus deberes. “Que se note un aumento de fondos para vivienda social, por ejemplo, porque ahí hay muchos matices”, reclaman. En ese sentido, se ceban con el anuncio, realizado hace meses por Colau, de que el Ayuntamiento exigirá que el 30% de las viviendas que se construyan en Barcelona sean para vivienda social.

“El anuncio es muy pomposo, pero vacuo. Resulta que ha sido un fracaso absoluto. Lo primero que debes mirar es si hay construcción. Porque si no hay construcción de nuevas viviendas, el 30% de cero es cero. Y luego has de saber si como Ayuntamiento tienes posibilidad de construir, porque no es fácil. Por tanto, para evitar titulares, vamos a ver barrio por barrio cómo se concretan las posibilidades de espacio y capacidad de construcción y luego decidimos”.