El concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, se mantiene en el centro de la polémica por su gestión en el día a día de su área de influencia en el gobierno municipal formado por comunes y socialistas. 

Según indica el informe de la liquidación del presupuesto municipal del año 2018, algunas de las empresas que dependen del departamento de uno de los ediles de la máxima confianza de Colau, como Cementiris de Barcelona, la Agència d'Ecologia Urbana y el Institut Municipal de Parcs i Jardins pagan sus facturas el doble de días más tarde que el propio Ayuntamiento, si no se cuentan las empresas, los institutos, los patronatos y los consorcios de titularidad municipal.

LA IMPORTANCIA DEL PMP

En este sentido, cabe recordar dos apuntes importantes. Primero, que el citado informe está firmado por el interventor general del Ayuntamiento, Antonio Muñoz. Y, segundo, hay que entender que, desde hace unos años, ninguna empresa pública de Barcelona no puede abonar sus facturas a más de 30 días vista.

Para saber cuándo paga sus facturas una compañía municipal hay que mirar el Período Medio de Pago (PMP) de su deuda comercial. Este ratio se define en algo tan obvio como los días que de media tarda una empresa en pagar a proveedores. Es muy importante conocerlo y controlarlo desde el departamento financiero de cualquier empresa, pues en él se basa la gestión de tesorería de la misma.   

Si nos fijamos en esta cifra, a fecha del 31 de diciembre de 2018, Cementiris de Barcelona paga sus facturas a 19,14 días vista, el Institut Municipal de Parcs i Jardins lo hace a 16,07 días y la Agència d'Ecologia Urbana lo realiza a 14,09 días. Como contraste, el Ayuntamiento de Barcelona las abona a una media de 7,02 días, según los datos oficiales del consistorio. 

Deuda comercial Ayuntamiento de Barcelona de 2018 / AY. DE BCN
El PMP del Ayuntamiento de Barcelona en 2018 era de a 7,02 días vista / AY. DE BCN

El PMP de Cementiris de Barcelona en 2018 era de a 19,14 días vista / AY. DE BCN
El PMP de Cementiris de Barcelona en 2018 era de a 19,14 días vista / AY. DE BCN

PRESUPUESTO DE CEMENTIRIS DEL 2020

Por otro lado, Cementiris de Barcelona (CBSA) ha pronosticado unos beneficios de unos 2,9 millones de euros en su presupuesto para el año 2020. Además, la inversión más destacada es de 1,24 millones de euros y está destinada a "la construcción y rehabilitación de los espacios de los cementerios por actuaciones en las instalaciones, sobre todo en Montjuïc y Collserola" (ver aquí, página 26).

Es decir, CBSA se va a gastar una cantidad muy importante en reformar algunos de sus cementerios pero no tiene previsto realizar ninguna inversión en crematorios. Se trata de una petición muy solicitada estas últimas semanas en la ciudad en plena pandemia por el coronavirus puesto que, a día de hoy, Barcelona solo dispone de un crematorio, en Montjuïc, tras el cierre del de Collserola. Además, esta empresa pública opera la cremación en régimen de monopolio en la Ciudad Condal.

CBSA LICITA UN JUGOSO CONTRATO

En otro orden de cosas, CBSA ha anunciado públicamente la licitación de un contrato de un valor de casi 1,8 millones de euros para llevar a cabo "un servicio de auscultación y control a implementar en las ocho construcciones funerarias de los cementerios de CBSA".

Captura con el anuncio de la licitación del contrato / CBSA
Captura con el anuncio de la licitación del contrato / CBSA

El plazo para la presentación de ofertas se abre el próximo martes 14 de abril y la duración de la adjudicación para la empresa que preste dicho servicio será de tres años.  

DE ESCÁNDALO EN ESCÁNDALO

Estas situaciones que se reflejan en esta información se suman a otras de las que Metrópoli Abierta ha venido informando las últimas semanas, confirmando la dudosa gestión de Eloi Badia al frente del área de Emergencia Climática y Transición Ecológica.

Por ejemplo, el Ejecutivo local optó por cobrar y, por lo tanto, no aplazar la tasa de cementerios a los barceloneses en plena pandemia del coronavirus. Según los datos de los que dispone Metrópoli Abierta, en algunos casos estos tributos se han doblado.

O también cuando se supo que en 2017 Cementiris de Barcelona (CBSA) gestionó 16.141 servicios funerarios y solo 329 fueron bonificados o gratuitos. Es decir, poco más del 2%. Un año después, la empresa municipal hizo 15.470 servicios y 385 tuvieron una bonificación o estuvieron exentos de pago, según cifras oficiales de la empresa. Además, preguntado al respecto, este lunes Badia advirtió de que el Ejecutivo local no rebajará el precio de los entierros o incineraciones en Barcelona.       

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.