Eloi Badia se queda sin furgoneta. El concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica ha admitido este martes que jubilará su furgoneta marca Volkswagen, que no podrá circular por Barcelona y parte del área metropolitana debido a la entrada en vigor de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE). La normativa, que se aplicará a partir del 1 de enero de 2020, prohibirá circular a los vehículos que no tengan la etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT), como es el caso de la furgoneta de Eloi Badia.

Se trata de una Volkswagen, modelo Transporter 2.4, fabricada en el año 1994 y que el edil compró en el año 2011. La nueva ley impulsada por el Ayuntamiento de Barcelona prohíbe la entrada de vehículos gasolina anteriores a Euro 3 matriculados antes de enero del año 2000 y diésel anteriores a Euro 4 matriculados antes de enero de 2006, lo que afecta directamente a la van de Badia. 

"ES LO QUE TOCA"

Así lo ha reconocido el propio concejal de Emergencia Climática durante una entrevista en RAC1. Tras ser preguntado por su vehículo, Badia ha confesado que tiene previsto cambiar su furgoneta porque "es lo que toca hacer en este momento".

Lo ha dicho después de que algunos tertulianos le interpelaran en diversas ocasiones sobre su vehículo. Uno de los más insistentes ha sido Joan López Alegre --"¿usted qué coche tiene?", le ha dicho--, al que se ha unido Jordi Basté con la misma pregunta. En concreto, el director de El Món a RAC1 le ha recordado una información de este medio en la que se daba a conocer que el vehículo de Badia no podrá circular por Barcelona al ser excesivamente contaminante. Así consta en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Barcelona, tal y como publicó Metrópoli Abierta el pasado mes de marzo. 

PODRÍA PERO...

A continuación, Badia ha reconocido que tiene "una de esas furgonetas históricas Volkswagen camperizadas" que, según él, utiliza "poquísimo", tan sólo algunos fines de semana. El concejal asegura que aunque la pueda utilizar "la cambiaré porque es lo que toca hacer en este momento". El político se refiere a una de las excepciones que marca la normativa.

Y es que inicialmente se prevé que los vehículos contaminantes como el de Badia puedan circular por la Zona de Bajas Emisiones los fines de semana, como hace el edil. Aun así, Badia ha optado por jubilar su furgoneta y olvidarse de los posibles quebraderos de cabeza que le provoque la normativa que impulsa su propio equipo municipal.