ARCHIVADO EN:

Eloi Badia, posiblemente el concejal más dogmático de Ada Colau, ha sido nombrado concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica. La alcaldesa ha premiado su fidelidad y sus postulados ideológicos, que coinciden con el programa de los Comunes pero chocan con sus actuaciones personales. Badia, como avanzó Metrópoli, es propietario de una furgoneta altamente contaminante.

El concejal, según consta en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Barcelona, tiene una furgoneta Volkswagen Transporter 2,4, fabricada en 1994 y adquirida por Badia en 2011.

FURGONETA CON MOTOR DIÉSEL

La furgoneta de Badia, ex concejal de Presidencia, Agua y Energía, está propulsada por un motor diésel. Se trata de un modelo muy contaminante que no podrá circular por Barcelona cuando entre en vigor la nueva normativa anticontaminación que ha aprobado este año el consistorio. Las restricciones afectarán a los vehículos más antiguos en episodios de alta contaminación, en las llamadas Zonas de Bajas Emisiones

Declaración de bienes de Eloi Badia

Badia y Gala Pin, posiblemente, fueron los dos concejales más controvertidos del primer mandato de Colau. El primero lideró los fallidos procesos de remunicipalización de Colau. Antes de las elecciones municipales se estrelló con su proyecto de construir una funeraria pública, rechazada incluso por PSC y ERC. Badia, curiosamente, es responsable del hundimiento de 144 nichos en el cementerio de Montjuïc, como presidente de Cementiris de Barcelona.

EL DERRUMBE DE MONTJUÏC

El concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica apenas dio explicaciones a las familias afectadas por el derrumbe. Su gestión y opacidad molestó a los familiares.

La furgoneta de Badia es muy similar a la de la imagen
Modelo de furgoneta Volswagen que tiene Eloi Badia

Badia sigue su carrera política en el Ayuntamiento de Barcelona. Gala Pin, en cambio, renunció a formar parte de la lista de los Comunes por algunas desavenencias internas y tras su errática gestión en Ciutat Vella, el distrito más castigado por el incremento de la delincuencia en Barcelona. En la Ciudad Condal se registran cada día 500 delitos diarios, según datos del Ministerio del Interior.