ARCHIVADO EN:

La Diputación de Barcelona adelantará durante los próximos días 50 millones de euros al Organismo de Gestión Tributaria para anticipos a los ayuntamientos de la provincia, así como sus adelantos. Con esta primera inyección, el ente provincial quiere hacer frente a la situación a que se ven abocados los ayuntamientos, a raíz de la suspensión hasta nuevo aviso del cobro de los tributos.

Cabe recordar que el Organismo de Gestión Tributaria de la Diputación de Barcelona mantiene parada la recaudación ejecutiva por culpa de la la situación excepcional de crisis sanitaria.

Esto significa que no dicta provisiones de constreñimiento, diligencias de embargo ni otras actuaciones del procedimiento ejecutivo respecto de los tributos correspondientes a los ayuntamientos que tienen delegada la recaudación.

PERMITEN AMPLIACIÓN PLAZOS DE PAGO

También se han ampliado los plazos de pago de las próximas liquidaciones de tributos, como por ejemplo el Impuesto de Bienes inmuebles o el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, hasta el mes de junio. Esta medida se lleva a cabo para el cumplimiento del Real decreto ley 8/2020, de medidas urgentes y extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19.

Además, si la suspensión del cobro se alarga más del previsto hasta ahora, la Diputación hará una nueva transferencia para que los ayuntamientos puedan hacer frente a la situación.

En el caso de los consistorios que han aprobado otras modificaciones y ampliaciones de su calendario fiscal para 2020, el Organismo continúa trabajando para adaptar la asistencia técnica en las necesidades de cada gobierno local. Por ello facilita todos el medios para que los ayuntamientos puedan decidir sus calendarios en función de sus realidades y necesidades concretas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.