Crisis en los Comunes que debilita a Ada Colau. El dirigente de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, ha anunciado este martes que deja sus cargos en el partido y en el Parlament tras una “profunda reflexión” por los resultados negativos de la formación morada en las últimas elecciones autonómicas.

Domènech, un hombre muy próximo a la alcaldesa de Barcelona, ha asumido que estaba “agotado política y personalmente”. El anuncio, curiosamente, lo ha hecho instantes antes de la intervención de Quim Torra, presidente de la Generalitat. El político ha hecho pública su renuncia a través de una carta que ha pubilicado en las redes sociales con el objetivo de dejar paso “a nuevas personas con ideas frescas y la energía necesaria para llevar a cabo los retos que el país pide en los próximos meses”.

MALOS RESULTADOS

En las últimas elecciones autonómicas, Catalunya en Comú Podem obtuvo 8 escaños y un 7,46 % de los votos, que la situaron como quinta fuerza del Parlament. Sin embargo, Domènech ha declarado que "el buen trabajo que se está haciendo en estos momentos en el Parlament dará nuevos frutos en un futuro no muy lejano".

El dirigente de los comunes ha dicho que ha tenido "el honor y la responsabilidad" de presentarse como candidato en tres campañas electorales. "Sin embargo, después de una profunda reflexión he decidido que es el momento de dejar todos mis cargos, tanto en el Parlament como el de Coordinador General de Catalunya en Comú y Secretario General de Podem Catalunya", ha recalcado.

MOMENTOS MÁGICOS

En su despedida, Domènech ha subrayado los "momentos mágicos" que ha compartido con muchas personas, entre las que cita especialmente a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y al dirigente de Podemos Pablo Iglesias.

Domènech, asimismo, ha remarcado que siempre ha tenido claro que su tiempo en la política institucional "sería limitado" y ha afirmado: "He asumido un conjunto de responsabilidades en una etapa de construcción de grandes consensos que me han agotado política y personalmente".