El Ayuntamiento de Barcelona iniciará el próximo lunes las obras de ampliación del colector de la avenida Diagonal. Estos trabajos permitirán desdoblar el tramo de la infraestructura que hay entre la calle Girona y la conexión de la cámara del paseo de Sant Joan a través un nuevo colector rectangular.

En una rueda de prensa este miércoles, el concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Eloi Badia, ha asegurado que se trata de una actuación clave para adaptar el sistema de alcantarillado a los efectos del cambio climático.

Las actuaciones supondrán afectaciones a la movilidad y, a partir del lunes la calzada central de la Diagonal quedará cortada al tráfico privado desde Roger de Llúria hasta Aragó. Por este motivo, el tráfico se desviará por Aragó o Mallorca en sentido Llobregat y por València en sentido Besòs.

UN COSTE DE CASI OCHO MILLONES

La semana que viene comienza la primera fase de las obras de ampliación colector de la Diagonal entre el paseo de Sant Joan y la calle Girona, que posteriormente llegará hasta la plaza de Francesc Macià, ha detallado Badia.

Estos trabajos tienen un coste de 7,7 millones de euros y está previsto que terminen en enero de 2022, y se trata de una actuación que también se enmarca en una futura conexión de la red de tranvías por la avenida Diagonal.

MAYOR CAPACIDAD

El concejal ha explicado que, en condiciones de tiempo seco, el colector de la Diagonal transporta un caudal de un metro cúbico por segundo, pero en condiciones de episodios de lluvia el colector aumenta su caudal hasta su capacidad máxima de 96 metros cúbicos por segundo.

Esta obra de desdoblamiento parcial permitirá incrementar el caudal máximo en este tramo entre las calles Girona y paseo de Sant Joan, pasando de los 96 metros cúbicos por segundo actuales, a los 160 metros cúbicos por segundo.

Una mujer sufriendo las consecuencias de las inundaciones por lluvia en Barcelona / EFE
Una mujer sufriendo las consecuencias de las inundaciones por lluvia en Barcelona / EFE

Los objetivos de la actuación son reducir el riesgo de inundación y circulación de agua en la superficie de la Diagonal, las calles Milà i Fontanals, Girona y Bailèn; alargar la vida útil del alcantarillado, y mejorar la conservación y limpieza del colector existente.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.