Artur Mas, Elsa Artadi y Xavier Trias en un acto de JxCat / EUROPA PRESS
Artur Mas, Elsa Artadi y Xavier Trias en un acto de JxCat / EUROPA PRESS

Desesperación en JxCat para lograr un candidato ‘ganador’ en Barcelona

Artadi lidera el grupo municipal, pero los exconvergentes quieren un golpe de mano que les ponga por delante de ERC, con opciones para cogobernar en el consistorio

Manel Manchón
Periodista

A la espera de un barómetro del Ayuntamiento de Barcelona, que constate en qué posición está cada grupo municipal. Pero con nervios y desesperación. Es lo que se vive en Junts per Catalunya en el consistorio, que quiere un golpe de mano para tener posibilidades de cogobernar en Barcelona, y competir con Esquerra Republicana. El partido, que intenta organizar Jordi Sànchez, parte de una realidad: la candidatura, por ahora, de Elsa Artadi, ha logrado que el grupo municipal esté “en las cosas”, con un marcaje férreo a la alcaldesa Ada Colau, con una atención en los distritos y barrios mucho mayor que hace unos meses. Pero se considera que “no es suficiente”.

Junts per Catalunya crecerá en las próximas elecciones municipales. Eso se da por descontado, pero, ¿qué potencialidad tiene? En las últimas semanas, distintos cargos de la formación postconvergente ha sondeado a diversos exdirigentes para trazar un nuevo escenario. El partido ha contactado, de nuevo, con Xavier Trias, el único convergente que ha sido alcalde de Barcelona. Trias aconseja, quiere ayudar –estuvo presente en el acto de presentación de Elsa Artadi como candidata—pero está ya en otra situación y la política activa ha quedado descartada.

NI MAS NI TRIAS

Hay otra pieza que se ha tocado, la de Artur Mas, como él mismo ha reconocido. Pero Mas, aunque quisiera, no se atreve a dar un paso que, si tuviera éxito, le podría enfrentar con el Govern de la Generalitat que preside el republicano Pere Aragonès. Mas, que ya podría volver a la política activa como candidato –tras haber superado el periodo de inhabilitación por la organización del 9N—ha descartado esa posibilidad, ni como candidato para Barcelona ni para la Generalitat. También se ha buscado en otros ámbitos, como el cultural, con personas que tampoco se han mostrado dispuestas a entrar en una batalla por la ciudad, que exige un conocimiento profundo de la gestión municipal.

Elsa Artadi durante un acto en el Phenomena Experience / MA
Elsa Artadi durante un acto en el Phenomena Experience / MA

Junts per Catalunya sufre en estos momentos una gran paradoja, según las fuentes consultadas. Ha logrado un claro liderazgo, frente al PDECat, que llevará a muchos de sus alcaldes a ingresar en las filas de JxCat, pero sigue sin ser una referencia clara de todo el espacio soberanista. Y, si quisiera ir en esa dirección, abrazando los postulados del PDECat, o de partidos como Lliures, Convergents o Lliga Democràtica –que aspiran a lograr una oferta electoral conjunta—las disensiones internas podrían ser enormes, con Laura Borràs al frente, con el apoyo de Puigdemont.

¿QUÉ HACER CON GERARD ESTEVA?

¿Qué hacer? El proyecto político de JxCat en la ciudad de Barcelona podría encontrar una salida con un candidato fuerte, conocido, y con una trayectoria sólida desde el flanco independentista. El objetivo es superar los siete u ocho concejales –ahora tiene cinco—para poder condicionar el próximo gobierno municipal. El mensaje oficial, como lo expone el concejal Ferran Mascarell –que ya no repetirá en los próximos comicios—es sumar con el independentismo, pero la asunción de la realidad y la voluntad también es la de buscar algún acuerdo con el PSC, si éste consigue alzarse con la victoria. Sería la palanca que necesita JxCat, como admiten fuentes postconvergentes, para competir con ERC y tener, desde Barcelona, una plataforma de poder, más allá de la Generalitat, donde las riendas las dirige Esquerra Republicana.

Artur Mas, este jueves en el programa 'Planta Baixa' / TV3
Artur Mas, este jueves en el programa 'Planta Baixa' / TV3

Lo que espera JxCat es que se produzca algún movimiento serio a partir de las entidades que se movilizaron contra la alcaldesa Ada Colau, y que se concentraron en la plaza Sant Jaume, para establecer algún vínculo electoral. Aquella plataforma, Barcelona es imparable, representada por Gerard Esteva, presidente de la UFEC, se ha diluido por ahora. Pero sus responsables tienen un buen dibujo de la ciudad, con propuestas concretas que se podrían difundir a lo largo del próximo año.

ARTADI Y SUS DUDAS

Si ese movimiento quiere jugar políticamente, junto con el espacio que ya está organizando la exconsejera de la Generalitat Àngels Chacón, que ha dejado el PDECat –que, a su vez, unirá esfuerzos con Lliures, Convergentes y Lliga Democràtica—Junts per Catalunya estará receptivo.

Gerard Esteva, presidenta de la UFEC / TWITTER GERARD ESTEVA
Gerard Esteva, presidenta de la UFEC / TWITTER GERARD ESTEVA

Con la política muy basada en los últimos años en la capacidad de generar liderazgos, la formación que dirige Jordi Sánchez, necesita un cabeza de cartel. Y la desesperación se incrementa, porque no aparece. Y Elsa Artadi, a la que se le reconoce un “trabajo enorme, eficaz y ordenado”, podría fallar a última hora, porque, se señala, “tampoco se la ve especialmente convencida de ser candidata a la alcaldía”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.