El Defensor del Pueblo ha admitido a trámite, este 17 de febrero de 2021, la queja presentada por la Unión Internacional para la Defensa de los Motoristas (IMU) contra la conducta del Ayuntamiento de Barcelona por la instalación de bloques de hormigón.

El IMU, según ha podido saber Metrópoli, ha notificado este miércoles que el Defensor del Pueblo ha iniciado actuaciones ante el Ayuntamiento de Barcelona.

PETICIÓN DE RETIRADA

El departamento de Seguridad Vial de la IMU considera que los bloques de hormigón son ilegales “y ponen en peligro la seguridad de los ciudadanos”. El pasado enero, esta asociación de motoristas consideraba que el Ayuntamiento de Barcelona cometería un delito si no procedía a la retirada inmediata de los citados bloques de hormigón.

La IMU lamentó el fallecimiento de un motorista, Martí Estela, el pasado 17 de diciembre en la calle Balmes, de Barcelona. Su moto colisionó levemente con un vehículo y posteriormente impactó contra un New Jersey, bloque de hormigón que actualmente separa las terrazas de la calzada.

REDUCCIÓN DE CARRILES

La asociación de motoristas que preside Juan Carlos Toribio ya había mostrado su malestar con el gobierno que lidera Ada Colau la pasada primavera cuando dio luz verde a la colocación de bloques de hormigón y bolardos en las calles de Barcelona para reducir los carriles de circulación.

En una encuesta realizada por este medio, el 70% de los barceloneses se expresó a favor de la retirada de los bloques de hormigón de las calles de Barcelona. Recientemente, Colau también anunció que su gobierno retiraría estos bloques y reconoció, además, que estéticamente eran muy feos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.