El exdiputado de la CUP, David Fernàndez, ha dejado de ser miembro del Consejo de Transparencia del Ayuntamiento de Barcelona. Fernàndez se suma a otros destacados integrantes del consejo que se dieron de baja. El gobierno de Ada Colau puso en marcha el citado organismo a favor de una nueva política de transparencia y contra la corrupción en el consistorio.

Otras de las personas que formaron parte del consejo y lo acabaron dejando fueron la exregidora de Ciutat Vella, Itziar González; la actual teniente de alcaldía, Laia Bonet; el filósofo Josep Ramoneda y la activista Simona Levi. El motivo por el que dejaron el consejo fue por incompatibilidades con otras labores que desempeñaban. La noticia de la salida de Fernàndez ha sido avanzada por el diario Ara.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona se asegura que la actividad del Consejo de Transparencia, impulsado por el exregidor Jaume Asens, ha bajado mucho ya que parte de las funciones que desarrollaba las desempeña ahora el Comité de Ética.