ARCHIVADO EN:

La CUP tiene que hacer las maletas y abandonar el Ayuntamiento de Barcelona. Así lo han decidido los votantes –este 26 de mayo– que han castigado a la formación anticapitalista con tan solo 29.335 votos (un 3,89 %), insuficiente para obtener representación municipal. La candidata Anna Saliente ha lamentado los resultados y ha reconocido que la “polarización” ha perjudicado a su partido.

De hecho, solo han superado al partido independentista de Jordi Graupera, Barcelona és Capital, por 1.103 votos. El partido se queda a dos velas y pasa de tres escaños a ni siquiera lograr el 5 % necesario para entrar en el Ayuntamiento.

MAL EN EL RESTO DE CATALUÑA

Saliente ha reconocido en una entrevista en el Matí de Catalunya Ràdio, con Mònica Terribas, que los resultados han ido “bastante mal” en las municipales de Cataluña. Además de Barcelona, han perdido la alcaldía de Badalona –donde se ha vuelto a imponer la derecha de Xavier García Albiol (PP)–  y en Sabadell han pasado de cuatro a tres concejales. Solo conservan Berga.

Saliente ha cargado contra el crecimiento del PSC. “Es muy mala noticia”, ha destacado. Sobre nuevos pasos, ha valorado que es necesario reflexionar sobre “muchos aspectos”, no solo sobre la rotación de los candidatos.