El Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat se ponen de acuerdo. Ambas administraciones han pactado que parte del beneficio derivado de la gestión del Port Olímpic por parte del consistorio será para la Generalitat, que lo invertirá en el sistema portuario.

En este sentido, la teniente de Alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, ha explicado que el consistorio ha aprobado el último trámite administrativo para que se pueda hacer efectiva la delegación, por parte de la Generalitat, del espacio del Port Olímpic en Barcelona para un periodo de 30 años.

ESPACIO VECINAL

Sanz ha señalado que “lo que queremos es considerar la infraestructura de primera orden de la ciudad, un puerto ciudadano donde predomine el verde, donde el espacio público esté a disposición de los vecinos del barrio cercanos, que pueda llenarse de actividades y de economía verde”.

El objetivo principal del Ayuntamiento es cerrar las discotecas del puerto y convertir el espacio en una zona “para los vecinos”. La intención es erradicar la violencia y la delincuencia de la zona donde ha habido un repunte de criminalidad durante los últimos meses.