La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, asegura en su declaración de bienes que apenas tiene 30.000 euros en varias cuentas bancarias y que no tiene una vivienda en propiedad ni un vehículo propio. Eso se desprende de la información que todos los cargos electos están obligados a presentar en el registro del Ayuntamiento y que se hace pública a través del portal de transparencia del consistorio.

Dentro de su partido, Joan Subirats, posee la tercera para de una casa en Santa Perpètua de Mogoda y de un piso en Barcelona, además de que cobra, como catedrático de la UAB, 97.000 euros anuales. Mucho menos posee Janet Sanz, que apenas declara un viejo Volskwagen Golf de 17 años y un saldo de 10.500 euros en dos cuentas bancarias.

EMPRESARIO Y POLÍTICO

Como era de esperar, el más rico de los concejales del actual pleno municipal es el empresario Josep Bou, líder del PP en el Ayuntamiento. Según una información publicada por El Periódico, el concejal es propietario de una empresa de panadería y bollería, de una inmobiliaria y otras dos sociedades que no tienen actividad. En total, declara casi 9 millones de euros, el valor contable de sus empresas.

Por su parte, el líder de la oposición, Ernest Maragall, declara poseer el 50 % de tres propiedades inmobiliarias, una en Bellver de Cerdanya, otra en Barcelona y otra en Sant Vicenç de Montalt. Además, tiene un plan de pensiones con 36.000 euros y unos 20.000 euros en cuentas bancarias.

NI CASAS NI COCHES

Del resto de los líderes de los partidos, destaca Elsa Artadi, que apenas declara una cuenta en una entidad bancaria con un saldo ligeramente superior a los 120.000 euros. Ni coche, ni vivienda ni ninguna propiedad inmobiliaria.

Tampoco parece tener grandes riquezas Manuel Valls. En su declaración consta que no tiene ni casa ni coche y que en entidades bancarias asegura tener unos 15.000 euros.

HASTA LAS CEJAS

El líder socialista, Jaume Collboni, es propietario de dos viviendas, pero las hipotecas de ambas le mantienen endeudado hasta las cejas. Entre las dos, adeuda unos 400.000 euros, y tiene un saldo en el banco de apenas 5.000 euros. Si posee un coche y una moto de  20 años de antigüedad.

También debe hacer frente a una elevada hipoteca la nueva líder de Ciudadanos, Mari Luz Guilarte. En su caso, adeuda casi 330.000 euros por una vivienda comprada hace unos dos años.

Su compañero de bancada, Celestino Corbacho, vivía hasta ahora de su pensión y declara poseer la mitad de una casa, de un trastero y de un parking en El Vendrell.