Las conflictivas protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél no saldrán gratis a Barcelona. Como ya sucedió en las manifestaciones posteriores a la sentencia del procés, la destrucción de mobiliario urbano por parte de los convocados ha sido notable. En la línea de los hechos de 2019, los contenedores han sido los elementos más perjudicados.

Fuentes municipales apuntan que las ocho noches de disturbios se han traducido en la quema de 300 contenedores. El coste superó los 430.000 euros, y éste no ha sido el único coste para las arcas municipales.

Los servicios de limpieza, recogida de residuos y retirada de los containers, han supuesto un desembolso de "217.100 euros". Para completar la suma, cabe añadir la reparación de los "4.830 metros cuadrados" de pavimento dañado, por "305.500 euros", y otras afectaciones en elementos de la vía pública, como farolas, semáforos, señalización, vallas y fuentes, que alcanzan los "80.621 euros". Pedir un excarcelamiento a base de rabia y fuego ha costado 1.043.973 euros a los barceloneses.

COSTE DEL CONTENEDOR

El valor de cada contenedor de la ciudad varía según su tipología. Según apuntan las mismas fuentes, la capital catalana dispone de tres tipos de containers: "de carga lateral, bilateral y posterior". Como se indica desde el consistorio, "los más extendidos en Barcelona son los de carga lateral", cuyo precio unitario alcanza los "1.100 euros".

Contenedores ardiendo en Barcelona en los disturbios contra el encarcelamiento de Pablo Hasél / G.A.
Dos operarios trasladan un contenedor en Barcelona / AJ BCN

Lejos de lo que pueda parecer, el consistorio no deberá iniciar un procedimiento de licitación para renovar los depósitos dañados. Su sustitución a lo largo de los años está prevista dentro de la contrata de basuras, por lo que se engloba en el "contrato vigente" de limpieza y recogida de residuos de la capital catalana.

El actual contrato fue adjudicado por el socialista Jordi Hereu en 2009 por casi 2.000 millones de euros. La duración inicial era de ocho años, pero Xavier Trias aprobó su prórroga. El acuerdo se reparte entre cuatro compañías: FCC Fomento de Construcciones y Contratas, Cespa, Urbaser y Corporación CLD.

NUEVO CONTRATO

El Ayuntamiento ha anunciado este jueves la adjudicación de un nuevo contrato en materia de limpieza y gestión de residuos. La aprobación definitiva se llevará a cabo en marzo, y el servicio entrará en marcha en 2022. Su duración inicial será, nuevamente, de ocho años.

Cartel de retirada provisional de contenedores debido a los disturbios en las manifestaciones por Pablo Hasél / G.A.
Cartel de retirada provisional de contenedores debido a los disturbios en las manifestaciones por Pablo Hasél / G.A.

La adjudicación supondrá un desembolso de 287 millones de euros anuales, alcanzando un total de 2.300 millones en la totalidad del acuerdo, alrededor del 10% del presupuesto municipal. El contrato cuenta con cuatro adjudicatarias: FCC Medio Ambiente para los distritos del Eixample, Gràcia y Ciutat Vella; Corporación CLD Sorigué para Sants-Montjuïc, Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi; Valoriza Servicios Medioambientales para Horta-Guinardó y Nou Barris; y URBASER para Sant Andreu y Sant Martí.

Entre las novedades que comportará el acuerdo, se encuentra el despliegue del sistema de recogida puerta a puerta y la renovación de la flota de camiones por otros más silenciosos y menos contaminantes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.