Este miércoles se ha llevado a cabo la sesión ordinaria de la Comisión de Presidencia, Derechos de la Ciudadanía, Participación y Seguridad. En ella, el sindicato CSIF ha participado en la misma con un acto de protesta "por las condiciones sociolaborales, económicas y profesionales en las que se encuentra la Guardia Urbana".

Según el representante sindical Eugenio Zambrano también se ha realizado este acto para "denunciar la falta de diálogo social por parte de la administración a la hora de resolver los diferentes problemas que tiene este colectivo".

En el pleno de la comisión, los miembros del sindicato han exhibido unos carteles en los que han hecho llegar sus mensajes al teniente de alcaldesa, Albert Batlle.

LAS REIVINDICACIONES

Algunas de sus quejas han sido la imposición del calendario laboral del año 2020 en el que se habría vulnerado "las condiciones de trabajo de los agentes", la petición de cámaras unipersonales para cada binomio de patrulla.

Además, denuncian "acoso laboral por las condiciones precarias y las cargas de trabajo", se quejan del incumplimiento del convenio por parte del gobierno municipal, por la falta de inversión en las comisarías de la policía local.

También piden la reintroducción de las pistolas táser para los agentes locales porque, segun dice el sindicato, todos somos policías y todos nos enfrentamos a las mismas amenazas". A su vez exigen abrir una negociación con la concejalía de Seguridad del Ayuntamiento para el reglamento de la segunda actividad.

AVISO DE MÁS PROTESTAS

Finalmente, el sindicato CSIF ha avisado que no cesará en sus reivindicaciones "hasta conseguir que se abran los espacios de dialogo que permitan resolver la actual situación". Algo que lleva a la plantilla a una situación en la que "el absentismo laboral está creciendo e irá a más si no se resuelven los problemas", aseguran.  

 

 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.