ARCHIVADO EN:

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) insinúa en una carta enviada al teniente de alcaldía de Seguridad y Prevencion, Albert Batlle, que el próximo jefe de la Guardia Urbana podría ser el intendente Pedro Velázquez. En la misiva no se cita el nombre de Velázquez, pero se recuerda que en la oposición a dos plazas de intendente mayor abierta en el seno de la policía local, el citado intendente es el único aspirante "por promoción interna". Para ser jefe de la Guardia Urbana, un cargo que ahora ocupa Evelio Vázquez, es necesario ser intendente mayor. 

En la carta a la que ha tenido acceso Metrópoli Abierta, el secretario general de la sección sindical de CSIF, Horacio López, se pregunta "¿cómo es posible que para opositar a una plaza de intendente mayor -por vía interna- solo se presente un candidato?" Además, añade que si se "¿están moviendo los hilos del poder fáctico para situar al elegido en la carrera sucesoria a jefe de la Guardia Urbana en una posición prvilegiada?". Para CSIF, el sindicato mayoritario en la policía local barcelonesa, se está ante un "delfín" que ahora "no reúne la experiencia necesaria para liderar una institución de envergadura de la Guardia Urbana".

EL ACTUAL JEFE SE JUBILARÁ

En conversación con este medio, el secretario de Organización de CSIF y agente de la Guardia Urbana, Eugenio Zambrano, opina que, además, de ser el único candidato a intendente mayor por promoción interna, hay otros aspectos que indican que esta persona podría ser el futuro jefe de la Guardia Urbana. Según Zambrano, Velázquez "ha salido de la organización de la Guardia Urbana y ha pasado a depender directamente de la gerencia de Seguridad y Prevención", está haciendo un curso de gestión y quedan entre ocho y 10 meses para que se jubile el máximo responsable actual de la policía local. "Ahora estaríamos en un periodo de transición hasta que se nombre el próximo jefe", asegura Zambrano.

Además de Velázquez, otros siete altos cargos de la Guardia Urbana -todos intendentes o inspectores y entre los que figuran dos mujeres, Montserrat Pina y Begoña Alday- optan a ser intendente mayor. Aunque éstos, a diferencia de Velázquez, se presentan por "turno libre" y no por promoción interna. Así, siete personas se disputan una plaza, mientras que Velázquez, si aprueba, tiene asegurado el cargo de intendente mayor. Actualmente, en la Guardia Urbana hay seis personas que ya son intendentes mayores, entre ellos el propio Evelio Vázquez y Xavier Vilaró, que fue el jefe de la Guardia Urbana hasta que fue cesado por Xavier Trias en junio de 2011. Con la ley en la mano, todos estos policías también pueden ser elegidos jefes de la Guardia Urbana. 

SIN VALORACIÓN MUNICIPAL

Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona consultadas por Metrópoli Abierta no han querido valorar las insinuaciones del sindicato CSIF. Las fuentes se han limitado a recordar que la Guardia Urbana tiene todavía un jefe, hay otros intendentes mayores y el proceso para elegir a los nuevos altos cargos todavía está abierto. El pasado 10 de septiembre, los aspirantes realizaron la primera de las pruebas, la teoricopráctica.

En la carta que CSIF ha enviado a Batlle, el sindicato también reivindica la necesidad de que en la cúpula directiva de la Guardia Urbana haya alguna mujer. CSIF opina que la oposición a intendente mayor es una ocasión ideal "para paliar una parte de todas las desigualdades que han sufrido nuestras compañeras en todo su bagaje profesional. La capacitación debe ser reconocida sin mirar el sexo y entendemos que cualquiera de las aspirantes que forman parte de este proceso están sobradamente preparadas para desempeñar, de forma meritoria, la función del cargo al que opositan".