Polémica con el pregón de las Fiestas de la Mercè. En un momento de su discurso, el pregonero, el Tortell Poltrona, ha cargado contra aquellos que viven en Cataluña y rechazan el catalán y su cultura, a quienes ha calificado de “inadaptados”.

Por este motivo, los representantes de Ciutadans (Luz Guilarte) y Barcelona pel Canvi (Manuel Valls) han abandonado el acto como forma de protesta ante las duras palabras de Jaume Mateu (el nombre real del popular payaso de Barcelona), que las han interpretado que iban contra el conjunto de castellanohablantes que residen en la región. 

MENSAJE ECOLOGISTA 

El presidente de la ONG Pallassos sense Fronteres ha empezado su discurso leyendo una carta que le ha enviado el Presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, desde la prisión de Lledoners, donde cumple condena por la causa del procés. En la misiva, el activista ha hecho un discurso a favor de la cultura y de los trabajadores de este sector en el conjunto de Cataluña.

Luego, ha leido un texto que iba dirigido a su madre Mercè. En él, y con un discurso abiertamente ecologista y social, ha tenido un mensaje con una especial concienciación sobre la mala situación por la que pasan varias zonas del mundo por problemas como grandes incendios o situaciones de pobreza extrema.

LAS MEJORES 'PERLAS' DEL PREGÓN

Más adelante, Mateu ha soltado tres dardos, que no han pasado inadvertidos por nadie. En un momento, el Tortell Poltrona ha sido muy crítico con que, durante los meses más duros de la pandemia, "las escuelas estaban todas cerradas mientras que los bares fueron los primeros en abrir." Además, también ha tirado contra Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a quienes ha criticado que "buscar médicos es imposible pero para enocntrar 15.000 policías no hay ningún problema."

Aunque la más polémica ha sido la tercera, en la que se ha mostrado muy duro contra los que viven en Cataluña y rechazan la lengua y cultura catalanas, que les ha tildado de "inadaptados". Esta descripción ha despertado la ira de Luz Guilarte (Cs) y Manuel Valls (BCN pel Canvi), que han abandonado indignados el Saló de Cent, el espacio que ha hospedado el tradicional acto que inaugura la Fiesta Mayor de Barcelona.

UN FINAL APOCALÍPTICO

En la parte final, en un tono apocalíptico, el famoso payoso ha lamentado que “cada vez hay más gente que es consciente que si la cosa no cambia, nos vamos a la mierda.”

Jaume Mateu ha concluido su discurso, acordándose de temas no resueltos como los refugiados de guerra en la Unión Europea. "No podemos olvidar Moria (por el incendio en el campamiento de refugiados provocado por la extrema derecha griega) ni Beirut (por la explosión que dejó varias decenas de muertes hace unos meses)."

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.