El Corte Inglés suministrará los trajes especiales a los miembros del Servicio de Prevenció, Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Barcelona durante los próximos cuatro años. Así consta en un contrato adjudicado por los responsables municipales el pasado 16 de julio. Otro contrato del pasado 14 de junio prevé también el suministro de vestuario de paisano para la Guardia Urbana.

El encargo de los servicios de protección civil se refiere, en cambio, a los trajes de intervención y equipos de protección individual de fuego que ya están más desgastados. El área de bomberos tiene 700 integrantes y el Ayuntamiento ha de garantizar que realizan sus funciones con la seguridad necesaria y exigida por la normativa vigente. Algunos de los trajes ya tienen el nivel de obsolescencia de nivel cinco (al llegar al seis han de ser sustituidos).

SUSTITUCIONES POR JUBILACIÓN Y DESGASTE

El pliego de prescripciones técnicas elaborado por los técnicos municipales explica que “se ha de tener en cuenta que en los próximos años se prevén sustituciones por jubilación y el incremento de plantilla. Cada uno de los trabajadores ha de tener un traje de intervención, que ha de ser personal e individual. Además, muchos de los equipos en servicio tienen un desgaste considerable debido al uso, ya que poco a poco se van degradando hasta llegar al final de. su vida útil”.

El contrato da un cierto grado de flexibilidad a la hora de establecer el diseño de los trajes y señala que “la chaqueta y el sobrepantalón han de estar configurados con los mismos materiales y sistema de capas. Es preciso tener en cuenta que se podrán aportar mejoras en el diseño siempre y cuando la apariencia exterior sea aceptable y muy similar al modelo actual que hay en servicio”. La capa externa ha de ser del 50% de para-aramida, 48% de meta-aramida y el 2% de fibra antiestática. La capa intermedia ha de ser 100% aramida no tejido y la capa interna tiene una doble capa: la primera, con meta-aramida el 67% y para-aramida el 33%; mientras que la otra capa ha de ser meta-aramida el 93%, para-aramida el 5% y fibra antiestática el 3%.

UN TOTAL DE 653 TRAJES

A pesar de todas estas capas, el peso no ha de poder sobrepasar los 600 gramos por metro cuadrado. En los documentos municipales figuran detalladamente todas las medidas de las prendas tanto masculinas como femeninas. Se señala, a este respecto, que los elementos de distinción y leyendas han de ir sellados con calor y tener propiedades ignífugas.

Dotación de Bomberos, servicio muy demandado en el Barcelonès durante la verbena, junto a un camión / AJ BCN
Los bomberos de Barcelona tendrán nuevos uniformes / ARCHIVO

Para el año 2020 está previsto que se entreguen 60 unidades de trajes en el plazo de dos meses y, hasta final de año, otras 201 unidades (el gasto correspondiente al presente ejercicio ascenderá a 284.132,20 euros). El año próximo se han de renovar 186 unidades, mientras que en 2022 se entregarán 103 unidades y en 2023 otros 103 trajes. En total, pues, 653 equipamientos a lo lago de estos cuatro años o, lo que es lo mismo, renovar prácticamente en ese plazo la casi totalidad de los trajes de la plantilla. El contrato se eleva a 756.080,60 euros.

TRES TIPOS DE ROPA

El otro contrato, que se eleva a 85.500 euros, se otorgó para proveer a los miembros de la Guardia Urbana de ropa de temporada. Esta adquisición se realiza mediante la activación de un sistema de vales que sean canjeados en los puntos de venta. En total, habrá 170 vales de un valor nominal de 400 euros y 70 vales por un valor nominal de 250 euros.

El contrato especifica que el adjudicatario ha de tener como mínimo tres tiendas en la ciudad y un mínimo de 10 marcas para proveer de ropa estilo informal, de vestir y deportivo a los agentes tanto masculinos como femeninos, toda ella de una calidad media. El contrato relaciona también el coste de las prendas (un traje de hombre o de mujer de chaqueta y pantalón, 140 euros; una cazadora, 70 euros; una falda, 50 euros; una camisa de hombre o de mujer de manga corta, 40 euros; la de manga larga, 50 euros; un. Pantalón largo informal, 50 euros…). Este suministro sirve para dotar a los agentes de prendas con las que tienen que patrullar la ciudad de modo discreto para prevenir robos, hurtos o tirones, que son los pequeños delitos que causan alarma social. Vestidos como un ciudadano más, pasan desapercibidos y pueden sorprender mejor a los delincuentes. Los agentes destinados a estos servicios podrán escoger su ropa en los establecimientos de El Corte Inglés hasta el próximo 30 de noviembre.

El contrato exige también que se ha de acreditar que en “algunas de las marcas disponibles, los tejidos y otros materiales específicos utilizados en la producción y la misma producción de los artículos objeto del contrato, haya estado confeccionada de manera directa o mediante subcontratación y se haya hecho respetando los derechos básicos en el trabajo recogidos en la declaración de la Organización Internacional del Trabajo relativa a los principios y derechos fundamentales”. O, dicho de otro modo, que no han de estar confeccionadas en países donde se explota mano de obra en situación de semiesclavitud o realizados con trabajo infantil.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.