Las pistas deportivas de Escola Pegaso serán gestionadas, hasta el 31 de agosto del año próximo, por la firma 7 d’Aventura SL (Set d’Aventura). En una adjudicación realizada el pasado 13 de agosto, en plenas vacaciones estivales, y cuando finalice esta primera etapa puede optar a una prórroga de 2 años. A la licitación se presentaron dos ofertas, resultando ganadora la de esta compañía que tiene su sede en el propio distrito de Sant Andreu (su rival también era una firma del mismo distrito). Set d’Aventura es una empresa especializada en la prestación de servicios de refuerzo escolar, gestión de campus y realización de casales para niños y jóvenes.

El contrato, que costará a las arcas municipales 49.399 euros, no sólo obliga a la gestión de las pistas deportivas de la Escola Pegaso, sino también a las del Institut Príncep de Viana y a la de la pista descubierta y los vestuarios de la Escola Ignasi Iglesias en horario extraescolar. Las tres instituciones son municipales, propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, que no tiene personal suficiente para realizar su mantenimiento y gestión.

PROMOVER LA PRÁCTICA DEPORTIVA

“La dinámica deportiva de muchas entidades del distrito comporta un crecimiento de la necesidad de espacios idóneos para la práctica y la competición. Estas necesidades, cuando no pueden ser satisfechas por la alta ocupación de las instalaciones deportivas existentes, pueden ser atendidas parcialmente con el acceso de instalaciones escolares del territorio cedidas por los centros y con la aportación de los servicios complementarios por parte del Distrito de Sant Andreu”, explica un informe interno para justificar la licitación de este contrato.

El informe subraya que “este contrato busca la promoción de la práctica deportiva en el distrito como un elemento de promoción de la salud y de cohesión social que mejora la calidad de vida de la ciudadanía mediante la optimización del uso de instalaciones públicas. Al efecto, se han formalizado acuerdos de colaboración entre el Distrito, el Consorcio de Educación de Barcelona y los centros educativos para gestionar las instalaciones deportivas de estos centros fuera del horario escolar”.

CUATRO PISTAS Y OTRA DESCUBIERTA

Las instalaciones deportivas de Pegaso y Príncep de Viana se encuentran en el mismo recinto, en la calle Dublín. En total, se trata de una pista de básquet, minibasquet y voleibol, una de fútbol sala y dos de hockey patines y patinaje artístico, una de ellas cubierta y la otra, descubierta. Al margen de esas cuatro pistas, está la descubierta de la escuela Ignasi Iglesias, en la calle Cinca. Los objetivos del servicio en los dos espacios son, según las cláusulas del contrato, “facilitar el uso social de los espacios deportivos para la práctica de las entidades deportivas del Distrito; y asegurar las necesidades deportivas de los centros educativos en horarios extraescolares”. El horario de estos servicios es de 17 a 21 horas en Ignasi Iglesias y de 17.30 a 22.00 horas en el caso de las otras dos escuelas de lunes a viernes. Los sábados deben estar abiertas de 9 a 14 horas. Estos horarios, no obstante, podrán ser revisados “para adaptarse a las necesidades de las actividades extraescolares o a las de las entidades usuarias”. En total,

Set d’Aventura deberá encargarse también de la limpieza de los espacios: en Pegaso y Príncep de Viana, las pistas deben limpiarse dos veces al día, antes y después de las actividades, así como el gimnasio y los dos vestuarios. En Ignasi Iglesias debe procederse a una limpieza diaria de la pista deportiva y de los vestuarios. A cargo de la adjudicataria corre también la obligatoriedad de proveer a las instalaciones de equipamientos como jabón de manos, toallas de papel o papel higiénico, aunque tiene un tope de gasto de 2.000 euros al año.

EL AYUNTAMIENTO NO PERDONA LAS HORAS

Según el contrato, Set d’Aventura debe, además de gestionar la distribución de espacios y horarios y el calendario de competiciones, “hacer de puente entre las entidades, el Distrito y los centros educativos” para que cuadren los horarios y la utilización de las pistas en horarios extraescolares, así como participar en las reuniones periódicas con técnicos municipales del consistorio para “planificar, ejecutar, evaluar y mejorar el funcionamiento del proyecto”.

Asimismo, debe velar por el control de accesos, asegurando que sólo puedan acceder a los recintos los usuarios de las entidades que tienen derecho. En total, especifican las cláusulas del contrato, el volumen de horas de prestación para el control de accesos y la limpieza es un mínimo de 57 horas semanales. “Cuando el horario de utilización previsto en la planificación de necesidades de uso sea inferior al definido como horario inicial, por razones de vacaciones escolares, reducción de necesidades deportivas u otras causas, el volumen de horas no utilizadas por este motivo será reprogramado y prestado por la empresa en otros horarios complementarios, de acuerdo con lo que disponga el Distrito de Sant Andreu”. En otras palabras, el Ayuntamiento no perdona las horas realizadas de menos y exigirá que se cumplan a rajatabla las horas programadas por contrato. Si no es de una manera, será de otra, pero esas horas no se pierden ni se regalan a la adjudicataria.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.