El Ayuntamiento de Barcelona quiere lograr que las dos principales rondas de Barcelona, Ronda de Dalt y Ronda Litoral, puedan cubrir sus propias demandas energéticas mediante un sistema de autoconsumo que tenga un carácter sostenible.

Por ello, el consistorio barcelonés ha dado luz verde a la implementación de instalaciones fotovoltaicas que cumplan este cometido en las dos vía rápidas principales de la capital catalana.

Las infraestructuras supondrán un desembolso para el Ayuntamiento que ascenderá hasta los 706.960,10 euros, y el mantenimiento de éstas correrá a cargo de Tersa, la polémica empresa contaminante presidida por Eloi Badia.

RONDA DE DALT

Para el autoabastecimiento de la Ronda de Dalt, la instalación fotovoltaica se colocará "sobre el muro situado entre la calle de Adrià Margarit y la avenida del Tibidabo", concretamente en el punto kilométrico "9,2", según indica el proyecto ejecutivo.

En el mencionado punto, se instalará un armario que contendrá un inversor que permitirá que la potencia nominal sea de 90kW. La instalación fotovoltaica estará compuesta de "368 módulos fotovoltaicos policristalinos de alta eficiencia".

RONDA LITORAL

Respecto a la Ronda Litoral, la infraestructura de energía renovable se ubicará en un muro del lado montaña situado "entre la calle de Bac de Roda y la calle de Lope de Vega", en el punto kilométrico "6,7 de la vía en sentido Llobregat".

Circulación en la Ronda Litoral / EUROPA PRESS
Circulación en la Ronda Litoral / EUROPA PRESS

En este caso, se instalará un "inversor trifásico de 33,3kW" que estará ubicado en el interior de la sala técnica de la Vila Olímpica.

La ubicación de ambas instalaciones responde a un estudio realizado el pasado año en varios emplazamientos del ámbito de las Rondas para conocer el potencial energético para la producción de energía con fuentes renovables.

TERSA

Tanto la instalación de la Ronda de Dalt como la de la Ronda Litoral recibirán mantenimiento de Tersa, quien también ostentará su titularidad. La empresa, presidida por el concejal de Emergencia Climática Eloi Badia, se encuentra en el foco de la polémica por el carácter contaminante de su incineradora en Barcelona.

Esta instalación es fuente de preocupación en Diagonal Mar y el Besòs, ya que facilita el mantenimiento de los elevados niveles de contaminación que presenta la zona.

Planta de Tersa / TERSA
Planta de Tersa / TERSA

La situación ha sido denunciada reiteradamente por la plataforma AireNet. Su presidenta, Silvina Frucella, aseguró en declaraciones a este medio que el colectivo llegó a realizar una denuncia a la Fiscalía de medio ambiente por posible "delito ecológico", ya que la planta emitía una desorbitada cantidad de contaminantes cancerígenos al incinerar por debajo de los 850 grados de temperatura para ahorrar costes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.