Barcelona en Comú ha rechazado la desesperada oferta de Ernest Maragall de compartir la alcaldía dos años cada uno. La teniente de alcaldía en funciones, Janet Sanz, ha criticado la propuesta de Maragall y la ha calificado de "gesticulación".

La número 3 de la lista de Ada Colau ha hecho estas declaraciones dos horas antes de que acabe la consulta en la que las bases de Barcelona en Comú tienen que decidir si optan por un acuerdo de gobierno, con Maragall de alcalde, o con el PSC, con Colau de alcaldesa.

"CONDICIONAR" LA CONSULTA

Sanz ha acusado al alcaldable republicano y exalto cargo socialista de querer "condicionar" los votos de los participantes en la consulta de Barcelona en Comú con la oferta de la alcaldía compartida y ha reclamado a Maragall que respete los procesos internos de Barcelona en Comú. Y asegura que los comuns lo hubieran hecho en caso de que ERC hubiera consultado a sus militantes la propuesta de reeditar un tripartito en el Ayuntamiento.

La regidora es de la opinión que los republicanos hubieran podido hace llegar esta oferta durante las semanas de negociación. Sanz considera que la idea lanzada por Maragall no es "seria" y es "fruto del nerviosismo".