ARCHIVADO EN:

Barcelona en Comú controlará cinco distritos de Barcelona y el PSC, los otros cinco, tras el pacto de gobierno que el lunes por la tarde ultimaban las dos formaciones.

El PSC controlará Sant Martí, Horta, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi y Nou Barris, distrito en el que arañó muchos votos a los Comunes y que explica que duplicara su representación en el Ayuntamiento de Barcelona.

ALBERT BATLLE

Barcelona en Comú tendrá las presidencias de Ciutat Vella, Eixample, Gràcia, Sants-Montjuïc y Sant Andreu.

El PSC, con ocho concejales, gana protagonismo respecto al anterior pacto de gobierno entre ambas formaciones. Los socialistas controlarán la seguridad, la movilidad y la promoción económica de la ciudad. Especialmente relevante será el protagonismo de Albert Batlle para frenar la inseguridad en Barcelona. Barcelona en Comú mantendrá el poder en los temas sociales.