El grupo socialista en el Ayuntamiento de Barcelona, que gobierna junto a los comunes, se ha tomado con escepticismo el cambio de orientación de Esquerra Republicana, que defiende ahora aprobar los presupuestos de la ciudad. El teniente de alcalde, Jaume Collboni, ha acusado a Ernest Maragall de no tener credibilidad: “Ha dilapidado su credibilidad, porque hace 72 horas defendía un ‘no’ rotundo a los presupuestos, y ahora se subordina por completo a lo que se decide en el Parlament”.

Collboni, Maragall, Colau y Artadi, en enero de 2020, tras aprobar el presupuesto / AGENCIAS
Collboni, Maragall, Colau y Artadi, en enero de 2020, tras aprobar el presupuesto / AGENCIAS

"POSICIÓN VERGONZANTE"

Collboni, que ha presentado el Welcome Desk, un servicio del ayuntamiento en colaboración con Barcelona Global para facilitar la atracción de talento en la ciudad, ha señalado que pese al anuncio de Ernest Maragall, las cuentas del consistorio se negociarán "en el ayuntamiento", y en función de las partidas e intereses de los distintos grupos municipales. Por ello, ha quitado hierro a la capacidad de los republicanos de llegar a un pacto, en menos de 72 horas, con el equipo municipal que dirige la ciudad. 

En el juego entre todas las formaciones políticas, la decisión de ERC deja al PSC de Barcelona en una posición también complicada. Si Collboni se sitúa como alternativa frente a Colau y Ernest Maragall, el apoyo de éste a las cuentas de Colau, pese a ser también los presupuestos del PSC, indica que los comunes podrían contar con los republicanos tras los próximos comicios municipales para mantener la alcaldía, o para situar a un candidato o candidata de ERC en detrimento de un alcaldable socialista. 

La cuestión es que Collboni ha señalado que "nunca" ha visto "tanta subordinación de Barcelona a la política catalana", lo que ha calificado como "posición vergonzante" de Maragall. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.