Las intenciones de Ada Colau de aspirar a un tercer mandato al frente de la alcaldía de Barcelona vulneran el código ético de su partido, Barcelona en Comú. El punto 3,5 dice muy claro que los mandatos se limitarán a dos legislaturas consecutivas. En una entrevista en El País, Colau ha dicho que no descartaba presentarse a las próximas elecciones, previstas para 2023.

El código ético de Barcelona en Comú dice textualmente sobre sus cargos publicos: "Limitar su mandato a dos legislaturas consecutivas". Prevé, eso sí, "un mandato más" de forma "excepcional" para todos sus electos siempre que se dé un proceso de discusión y validación ciudadana. Vamos, hecha la ley, hecha la trampa.

Hasta ahora, la primera edil de la ciudad siempre había dicho que no estaría más de ocho años en el Ayuntamiento. De hecho, en una entrevista en Rac 1 el año pasado reiteró que no venía a alargarse en el mundo de la política. "No vengo a alargarme en política pero nuestras políticas necesitan cuatro años más para consolidarse y para hacer esto lo mejor es hacerlo desde la alcaldía", comentó sobre el actual mandato que acabará dentro de tres años.

Texto del Código Ético de Barcelona en Comú, el partido de Colau / BeC

DECLARACIONES A 'EL PAÍS'

Ahora, Colau se ha retractado de aquellas declaraciones. "Es verdad que me planteé una temporalidad, pero nos ha tocado un tiempo excepcional. Teníamos una serie de proyectos que les ha costado arrancar porque hemos vivido el procés, un atentado en La Rambla y ahora la pandemia. No descarto, si fuera necesario, acompañar un tercer mandato porque lo importante del compromiso es que el programa de transformación de Barcelona hacia una ciudad más sostenible, justa y democrática y líder en innovación social, se pueda materializar", ha respondido a El País.

No es la primera vez que Colau dice que hará algo y después hace todo lo contrario. En mayo de 2014, tras dejar de ser portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, aseguró que no entraría en política, como se puede comprobar en esta información publicada en el portal de RTVE. La alcaldesa dijo que había recibido oferta de partidos políticos, pero que ni siquiera se lo planteaba. Un año después, en mayo de 2015, se impuso a Xavier Trias en las elecciones municipales.

SUBIDA DE SUELDO

También en el sueldo que percibe Colau ha vulnerado el código ético de su formación. El código dice que el salario neto mensual será de 2.200 euros, "incluyendo dietas, entendiendo que esta retribución garantiza unas condiciones dignas para ejercer las responsabilidades y funciones que suponen el cargo asumido. El sueldo será variable también en función de las responsabilidades". 

Hace algo más de un año, Colau se subió 900 euros el sueldo. La página de transparencia del Ayuntamiento informa que la alcaldesa percibe 2.291,03 euros en 14 pagas. A este importe se sumó, en septiembre de 2019, un complemento por "responsabilidad de gobierno y cuidados". Esta retribución también la cobran otros concejales de Barcelona en Comú, como Janet Sanz, aunque en su caso es de 600 euros. Oficialmente, el sueldo de Colau es de 100.000 euros al año.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.