Ada Colau ha reclamado este lunes suspender o rebajar el pago de los alquileres de los comercios de la ciudad para “mantener miles de empleos y facilitar la recuperación social y económica”. La alcaldesa de Barcelona también ha pedido a los propietarios inmobiliarios que faciliten rebajas, carencias y moratorias en el pago del alquiler de los inquilinos de viviendas durante este mes de marzo si existen dificultades de pago. La líder de Barcelona en Comú quiere que los arrendatarios sean "corresponsables" y asuman un impago de alquileres que, según ella, no son "culpa de nadie".

Asimismo, la alcaldesa también ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que apruebe una moratoria en el pago de alquileres a nivel estatal. Según Colau, ha hecho la petición tanto en público como en privado, aunque hasta ahora el Ejecutivo en el que participa su socio de partido Pablo Iglesias ha hecho caso omiso a su petición. 

PRESIÓN A LOS PROPIETARIOS

En una rueda de prensa telemática, la primer edil ha evitado criticar al Gobierno, del que espera un gesto en el próximo Consejo de Ministros con los arrendados. "Sabemos que hay un debate en el seno del Gobierno entre quienes plantean hacer créditos a interés cero para los inquilinos y lo que defendemos nosotros, que planteamos no endeudar a la parte más débil y vulnerable sino hacer que los propietarios sean corresponsables, sobre todo los grandes propietarios que pueden asumir perfectamente el impago de dos o tres mensualidades", ha remarcado. 

Colau ha introducido un matiz a su propuesta de impagos: los pequeños propietarios, que deben "ser considerados de manera distinta y en aquellos casos que la pequeña propiedad necesite esas rentas para llegar a fin de mes, puedan habilitarse ayudas del estado".

Mientras espera que el Gobierno español actúe, la alcaldesa ha movido ficha por su cuenta y ha trasladado la presión a los propietarios de inmuebles. Lo ha hecho en una carta dirigida a las principales entidades de propietarios de Barcelona. La misiva también está firmada por el presidente de Barcelona Comerç, Salva Vendrell; el secretario general de UGT de Catalunya, Camil Ros, y el secretario general de CCOO de Catalunya, Javier Pacheco.

“SITUACIÓN DRAMÁTICA”

La carta subraya la "situación dramática" y la "reducción drástica" de ingresos que han sufrido las familias trabajadoras y las pequeñas y medianas empresas de la ciudad debido al estado de alarma para contener el coronavirus y el "sobreesfuerzo" que supondrá para todas ellas pagar el alquiler.

"Creemos firmemente que la suspensión del pago de los alquileres o rebajas sustantivas en los precios contribuirán notablemente al mantenimiento de miles de puestos de trabajo, facilitarán la recuperación económica y el retorno a la normalidad una vez haya finalizado el estado de alarma", señala la misiva.

“ALIVIO PARA FAMILIAS Y EMPRESAS”

La alcaldesa y los sindicatos han señalado que la suspensión o reducción de los alquileres sería "un alivio esencial" para las familias y las empresas "durante estos momentos de incertidumbre".

Los firmantes instan a las entidades de propietarios a "proteger la economía de las familias trabajadoras de la ciudad" y a "comprometerse" con la cohesión social y el bienestar de las personas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.