El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido suspender las comisiones municipales que se tenían que celebrar la próxima semana por la crisis del coronavirus. La decisión se ha tomado este miércoles por la tarde en la Junta de Portavoces en la que han participado todos los grupos políticos. Por ahora, el gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni, en aislamiento domiciliario este último, no ha cancelado el pleno, previsto para el viernes 27 de marzo, a la espera de cómo evoluciona la enfermedad.

Horas antes, el gobierno de Colau ha anunciado que tampoco se celebrarán las audencias públicas, plenos de distritos y consejos de barrio previstos para las dos próximas semanas. Fuentes municipales explican que las restricciones de la actividad consistorial afectarán también a las empresas e institutos, que, en caso de tener que llevar a cabo algún votación urgente, se acometerá por vía telemática.

CUATRO CONCEJALES EN CASA

Cuatro concejales del Ayuntamiento de Barcelona se encuentran aislados en casa. Se trata, además de Collboni, de Jordi Martí, Montserrat Ballarín y Rosa Alarcón. Ninguno de estos regidores tiene la enfermedad, pero se encuentran en casa por haber estado en contacto con alguna persona que ha dado positivo. En total, los trabajadores municipales aislados son 70. Los tres casos diagnosticados son del área de Economía, otro del área de Ecología Urbana y una empleada de una guardería de Gràcia, que ha sido cerrada durante dos semanas.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.