Ada Colau y Joan Subirats han escenificado este miércoles la marcha del segundo del Ayuntamiento de Barcelona. Subirats, teniente de alcaldía de Cultura e ideólogo de Barcelona en Comú, se jubila. Esa es la versión oficial de la salida del edil del consistorio a medio mandato. El pasado mayo, Subirats cumplió 70 años y dejó su puesto como catedrático de universidad. Este mes, tras el pleno de julio, abandonará la Casa Gran. La salida de Subirats comporta una remodelación del gobierno municipal. La figura que sale más reforzada es Jordi Martí Grau, que asume Cultura.

La noticia de la marcha de Subirats fue avanzada en exclusiva por Metrópoli. Este medio dijo en marzo que el mentor de Colau planteaba irse y el pasado viernes, 2 de julio, lo confirmó. En el resto de medios salió el martes 6 de julio, cuatro días después. La hemeroteca habla por sí sola. Metrópoli también explicaba en el artículo publicado el 2 de julio que Martí sería el máximo responsable de Cultura.

El concejal de Presidencia y Presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí Grau / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
El concejal Jordi Martí Grau, reforzado por Colau / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

ELOGIOS DE COLAU 

En la rueda de prensa del adiós de Subirats, Colau ha agradecido el trabajo del concejal al frente de Cultura. La alcaldesa ha recordado que el ideólogo de los comunes ha estado cuatro años en el Ayuntamiento, primero como comisionado y después como teniente de alcaldía. Entre la herencia que deja Subirats están las bienales organizadas, entre ellas la de Ciencia. "Subirats ha tenido un papel de liderazgo determinante. Consigue lo que se propone. Tiene un carácter muy dialogante. Ha destacado por la gestión de la Cultura durante la pandemia. Hemos sido los primeros en demostrar que la cultura era segura".  

Martí Grau es un excargo socialista que fue  gerente del Institut de Cultura de Barcelona (ICUB) y delegado de Cultura con Jordi Hereu como alcalde, lo que hace que sea totalmente normal que se convierta en el máximo responsable de Cultura del Ayuntamiento. Martí mantiene también las carteras de Presupuestos y Presidencia y la dirección del Plan de Barrios

ENTRADA DE PAU GONZÁLEZ, QUE ASUME EL EIXAMPLE Y EDUCACIÓN

En las elecciones de mayo de 2019, Barcelona en Comú logró 10 concejales. Ahora, más allá de las remodelaciones de gobierno que ha hecho Colau en su partido, el abandono de Subirats supone la entrada de Pau González como edil. González iba de número 11 en la lista de los comunes. El pasado mandato fue consejero técnico del distrito de Horta-Guinardó con Mercedes Vidal y actualmente es asesor en la concejalía de Derechos de la Ciudadanía

González asume la regidoria del Eixample, que hasta ahora estaba en manos de Martí Grau. También será concejal de Educación, una área que cuelga de la tenencia de alcaldía de Cultura, Educació, Ciència y Comunitat que ahora encabezará Martí. Hasta ahora, el área de Educación municipal estaba dirigida por la comisionada Maria Truñó.

SUBIRATS DICE QUE NO SE JUBILA DE LA POLÍTICA

Subirats ha dicho que no se jubila de política a pesar de que deje el Ayuntamiento de Barcelona. El todavía concejal ha subrayado que seguirá vinculado a Barcelona en Comú. Subirats se define como "profundamente municipalista". Colau ya sabía a principios de mandato que cuando Subirats cumpliría 70 años se iría del consistorio

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.