La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha considerado que la sentencia que condena a prisión a los líderes independentistas “es una venganza y que responde a un retroceso”. En una comparecencia este lunes por la mañana, la primera edil de la ciudad ha asegurado que “el problema no se resolverá con más juicios ni prisiones” y ha señalado que “el conflicto que vivimos en Cataluña es político”.

En este sentido, Colau ha asegurado que “tenemos que ser capaces de entender todas las partes y resolver los conflictos que se han generado”. Además, la alcaldesa ha explicado que serán días de “muchas movilizaciones y declaraciones” y que ante la dificultad que supone la sentencia “debemos buscar soluciones”.

RECUERDO “ESPECIAL” A QUIM FORN

Tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo, la primera edil de la capital catalana ha querido mostrar la solidaridad a los “encarcelados, a sus familias y también a sus personas queridas”. En esta línea, Colau durante su comparecencia ha hecho referencia “especial” a Quim Forn, regidor del Ayuntamiento de Barcelona y a denunciar que es una “grave anomalía” su encarcelamiento.

Ada Colau también ha querido sentenciar en su comparecencia que la resolución del tribunal es “durísima” y que “expresa el peor fracaso de la política”.

Finalmente, también ha añadido que el gobierno socialista “no ha hecho suficiente para revertir la situación” y que el que se ha vivido supone una “vulneración de los derechos de todos”.

"CRUELDAD"

En Twitter, Colau ha escrito: "Hoy nos enfrentamos a uno de los días más difíciles de los últimos años. La peor versión de la judicialización: la crueldad". "Mi solidaridad con las personas condenadas y sus familias. Desde las instituciones tenemos que trabajar para encontrar soluciones y conseguir su libertad", ha añadido Ada Colau, que está previsto que en unas horas comparezca ante los medios para hacer una declaración oficial. 

"NO PARTICIPARÁN EN SOBREESCENIFICACIONES" 

La alcaldesa ya mostró ayer su opinión sobre las movilizaciones. Afirmó que los comuns no participarán "de sobreescenificaciones ni de llamadas retóricas, propuestas inciertas o irreales" para reaccionar a la sentencia del 1-O. "Queremos ser serios. Quienes tienen responsabilidad institucional se deben sentar para generar un marco de diálogo estable", dijo en declaraciones a la prensa en el Mirador del Aeropuerto de Barcelona.

Y añadió: "En los comuns puede haber gente que participe de una o de varias movilizaciones. Yo, como responsable institucional, tengo muy claro que no he de estar liderando estas movilizaciones; he de estar en la institución buscando las condiciones de un diálogo sereno".