ARCHIVADO EN:

Los barceloneses suspenden a Ada Colau y, mayoritariamente, desconfían de su capacidad para gestionar los problemas de la ciudad. Creen que se ha distanciado de sus bases. Entre las actuaciones prioritarias y urgentes que demandan los ciudadanos al gobierno municipal, destacan la vivienda, los servicios sociales, una mejora del transporte público, mayor seguridad y más limpieza. Éstas son las principales conclusiones del primer Barómetro elaborado por Centre d'Estudis Sociològics (CES) para Metrópoli Abierta tras entrevistar a 600 personas, de 18 o más años, empadronados en Barcelona.

La política de vivienda de Colau no convence a los barceloneses. El 20,4% pide una solución inmediata al problema de la vivienda (ayudas, limitar precios, más vivienda social, evitar desahucios), mientras que el 15,9% prioriza una mejor política en servicios sociales (sintecho, inmigrantes, personas mayores vulnerables, niños, etcétera). Completa el podio de las preocupación la mejora y promoción del transporte público (más inversión, mayor frecuencia, reducción de tarifas) con el 12,2% de las menciones.

El 11,8% de los barceloneses también se queja de problemas de seguridad ciudadana y reclama una mayor presencia policial. En quinto lugar, el 11,0% pide más limpieza en Barcelona. Esta cifra aumenta cuando los ciudadanos hablan de los problemas de su barrio. Los habitantes más críticos sobre las medidas urgentes que deben aplicarse en Barcelona son los que tienen entre 65 y 74 años.

Otras menciones sobre las medidas urgentes son la ordenación del tráfico (6,1%), la política medioambiente (6,1%) y la creación de nuevas zonas verdes (5%).

LAS GRANDES PROBLEMÁTICAS

Las actuaciones prioritarias y urgentes que piden los barcelonese a Colau son el séptimo capítulo del Barómetro de Barcelona que analiza las grandes problemáticas de la ciudad. Metrópoli Abierta informó de la desconfianza que genera Colau para resolver los problemas de Barcelona. Concretamente, el 57% de los ciudadanos censuró la gestión de la alcaldesa. En la segunda, recalcamos que los distritos más críticos con el actual gobierno municipal son Sarrià-Sant Gervasi, Eixample y Les Corts.

El problema de la vivienda ya fue analizado en la tercera entrega. Los barceloneses puntúan su gestión en dicha materia con un 4,2.

Las preocupaciones de los barceloneses cambian cuando se les pregunta sobre las grandes problemáticas de la ciudad y la de sus respectivos distritos. La suciedad de las calles es denunciada por el 32,9% de los barceloneses.

Barcelona castiga a Colau en su política de vivienda / JÚLIA GALINDO

En el quinto capítulo, solo en Ciutat Vella y en una pequeña parte del Eixample (alrededores de la Sagrada Família), el turismo es percibido como un problema real. En el resto de distritos, menos del 10% cita al turismo dentro de sus preocupaciones reales.

En la anterior entrega, informamos que solo el 7,9% de los barceloneses dice que forma parte de una asociación vecinal.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.