La guerra comercial entre Estados Unidos y China puede haber sido otra de las causas por las que se anuló el Mobile World Congress (MWC). Así lo asegura la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que cree que la polarización geoeconómica, política y tecnológica entre ambos países puede haber afectado a ello, a parte del pánico global por los efectos del coronavirus.

Por este motivo, Colau ha hecho una llamada a la Unión Europea (UE) para que actúe y promueva la neutralidad en la red. "Europa debe tener un perfil propio y defender la democracia digital", ha asegurado.

LA TRANSPARENCIA DE GSMA

Preguntada por si la empresa organizadora del MWC, GSMA, ha sido transparente a la hora de decidir la anulación del mismo, la dirigente barcelonesa ha sido muy clara. Al respecto, ha dicho que quiere pensar que "sí". 

Además, la primera edil también ha aclarado que "ninguna administración pública" deberá hacerse cargo de las millonarias fianzas por los seguros de cancelación del congreso de tecnología móvil que se iba a celebrar en Gran Via 2 de l'Hospitalet entre el 24y el 27 de febrero.

A MUERTE CON EL MOBILE

Colau desea que el Mobile se quede más allá de 2023. Pero también ha avisado que "será la GSMA quien reflexione qué modelo de congreso buscan para el futuro. Ellos saben que el Mobile ha llegado a ser lo que es gracias también a que se hace en una ciudad como Barcelona", ha afirmado.

La líder de BComú ha afirmado que todas las administraciones públicas están y han estado "en contacto permanente" estos últimos días para afrontar de la mano la decisión de no realizar la edición del 2020 del MWC.

EL ECOSISTEMA Y BARCELONA TECH SPIRIT

Para la actual alcaldesa de la capital catalana, "es una buena noticia" que haya empresas que vengan igualmente a pesar de que no vaya a celebrarse el congreso. Como Huawei, que no solo iba a venir aquí por el show del Mobile sino que ya venía para ver más proyectos. "Esto refuerza nuestro ecosistema propio”, dice Colau.

Elevento que se hará tal y como estaba previsto es el Barcelona Tech Spirit. "El ecosistema tiene iniciativas propias porque surge del mundo tecnológico de Barcelona. Solo se necesita encontrar un espacio propio en la ciudad para que se hagan", ha indicado. 

LA POLÉMICA CON EL HERMITAGE

La dirigente barcelonesa también ha hablado de otros temas. La máxima representante política del Ayuntamiento de Barcelona ve "frágil" la actual propuesta de ubicación de la franquicia del museo Hermitage. 

La alcaldesa no ve con buenos ojos esa iniciativa privada. En este sentido, ha avisado que el Ejecutivo local no rescatará con dinero público si la opción, en caso de construirse, fracasa. "Ya ha habido casos similares que han fracasado. Pueden instalarse en cualquier espacio privado de la ciudad pero que se espabilen ellos", ha criticado.