La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / EUROPA PRESS
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / EUROPA PRESS

Colau rechaza una prueba piloto en la superilla del Eixample

Los grupos de gobierno y ERC se oponen a disponer de mayor información ante esta medida

Guardar
Periodista
Actualizado: 30/04/2021 13:05 h.

El pleno municipal de Barcelona ha rechazado la realización de una prueba piloto en la superilla del Eixample, propuesta por JxCat, con los votos en contra del Gobierno municipal y ERC y el posicionamiento favorable a la medida del resto de formaciones políticas.

La portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha recordado que el plan Cerdà no tiene nada que ver con la planificación "Colau-Collboni", destacando la falta de información con la que se quiere llevar a cabo la medida. La regidora ha lamentado que están reclamando "informes que tendrían que estar hechos", y ha recordado que la actual propuesta municipal significará una "discriminación y segregación del Eixample con calles de primera y de segunda".

La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha tachado la propuesta de "sorprendente", y ha asegurado que el posicionamiento de Junts "es un no para pacificar Barcelona, un no al transporte público y un discurso antiprogreso". Además, ha defendido que la "mejor prueba piloto es la superilla de Sant Antoni", donde se ha "reducido la contaminación un 35%".

COMPLICIDAD DE ERC

Jordi Coronas, concejal de ERC, ha criticado la propuesta de JxCat ya que dificilmente se verá "el impacto económico, social ni de salud" mediante la prueba piloto que propone el grupo liderado por Artadi.

El regidor, además, se ha posicionado favorablemente a quitar más espacio al coche en las calles, pidiendo suprimir un carril de circulación en todas las calles de menos de 12 metros.

¿CIUDAD DE FUTURO?

Desde Ciutadans, el concejal Celestino Corbacho ha dudado de que "las ciudades de futuro se estén diseñando con pintura y bloques de hormigón", y ha lamentado que desde el Gobierno municipal se crea que "el tráfico desaparecerá".

Óscar Ramírez, regidor del PP, ha denunciado la "cruzada contra el coche y la moto" del Gobierno municipal, lamentando unos cambios urbanísticos que "no se pueden hacer por razón de ideología dominante".

Eva Parera, concejal de BCN pel Canvi, ha asegurado que la prueba piloto sería "una buena solución", y ha criticado que desde ERC no se propongan "alternativas razonables y reales", señalando que Barcelona no se puede convertir "en una plaza peatonal".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.