La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto a la teniente de alcaldía de Urbanismo, Janet Sanz / ARCHIVO
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto a la teniente de alcaldía de Urbanismo, Janet Sanz / ARCHIVO

Colau rechaza una consulta ciudadana sobre la 'Superilla Barcelona'

La propuesta de Junts no ha prosperado y Janet Sanz asegura que el proyecto ya está avalado por la ciudadanía

Guardar
Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad de Barcelona, Janet Sanz, ha rechazado este martes la propuesta del grupo municipal de Junts de realizar una consulta ciudadana en relación al proyecto Superilla Barcelona.

Lo ha declinado en la comisión de Ecología y Urbanismo, donde ha recordado que esta iniciativa promovida por el Ayuntamiento tiene como objetivo sumar 58.000 metros cuadrados para los peatones durante este mandato, que finaliza en mayo de 2023.

"AVALADA POR LA CIUDADANÍA"

La propuesta de Junts, que también instaba al Gobierno municipal a no adjudicar las obras hasta saber el resultado de dicha consulta, no ha prosperado: BComú, PSC y ERC han votado en contra, mientras que Junts, Pp, Cs y Valents habían votado a favor.

Sanz ha asegurado que "Superilla Barcelona" está avalado por la ciudadanía y ha lamentado que el Gobierno municipal haya "sufrido la ofensiva de grupos muy poderosos" que buscan parar la transformación de la ciudad, según ella.

Render del futuro eje verde de la 'superilla' de Rocafort / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Render del futuro eje verde de la 'superilla' de Rocafort / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

REACCIONES

El concejal de Junts, Jordi Martí Galbis, ha pedido al Gobierno de Colau una consulta "real" y le ha afeado no preguntar a los vecinos sobre lo que considera un gran proyecto de ciudad con una amplia capacidad de transformación urbana.

Jordi Coronas (ERC) ha recriminado a Junts estar "magnificando" un proyecto que no considera que sea tan transformador y ha afeado que utilice la participación ciudadana en función del posicionamiento de su grupo, según él.

El concejal de Cs, Celestino Corbacho, ha dicho que transformaciones como esta tienen un efecto que va más allá del lugar en el que se producen y nunca es malo someterlas a una discusión más abierta y pública, y Óscar Ramírez (PP) ha emplazado al Gobierno municipal a "ser valiente" y escuchar a los barceloneses sin temer al resultado.

"NO QUIEREN PREGUNTAR"

Oscar Benítez, de Valents, ha dicho que da la sensación que como el Gobierno "es consciente que no tendrá la respuesta que espera no quiere preguntar" y la concejal no adscrita, Marilén Barceló, ha coincidido con él.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.