El gobierno municipal de Barcelona en Comú y el PSC ha presentado este lunes el acuerdo de los presupuestos, que finalmente va a contar con el apoyo de ERC y JxCat. El pasado viernes, el grupo municipal republicano anunció que la negociación estaba prácticamente cerrada y que sólo quedaban los últimos flecos pendientes.

Finalmente, los neoconvergentes también darán su apoyo a las cuentas municipales, que se aprobarán en el pleno que se celebrará este mes de enero. Además, cabe recordar que, gracias a este pacto, será la primera vez que un Ejecutivo local liderado por Ada Colau apruebe los presupuestos.

33 DE 41 VOTOS A FAVOR

De hecho, la actual alcaldesa de la capital catalana en su primer mandato llevó a cabo una modificación presupuestaria (2016), dos cuestiones de confianza (2017 y 2018) y una prórroga (2019) pero no logró aprobar ningún presupuesto en el pleno con el apoyo de algún partido de la oposición.

Pero, esta vez, con este pacto, el gobierno municipal, ERC y JxCAT ha conseguido sumar hasta 33 de los 41 concejales del pleno.

SINCRONIZACIÓN EN AMBOS LADOS DE LA PLAZA SANT JAUME

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, el número uno de los republicanos en el consistorio, Ernest Maragall y la presidenta del grupo municipal de JxCat, Elsa Artadi, han dado todos los detalles del pacto a cuatro este lunes en rueda de prensa.

Este pacto se ha presentado el mismo día que la coalición independentista que gobierna en Cataluña (formada por JxCAT y ERC) y los comunes presentan también un acuerdo para aprobar las cuentas de la Generalitat.

"ACUERDO HISTÓRICO", SEGÚN COLAU

Según Colau, el de hoy se trata de un anuncio "muy importante" para la ciudad de Barcelona". Además, también ha añadido que "es un honor presentarlo con una representación tan amplia en el Consistorio". Y ha insistido en que éste "es un gran acuerdo para la ciudad de Barcelona" y significa "el inicio de una política útil y de acuerdos para hacer que la política sirva para trabajar para la ciudadanía".

La alcaldesa ha aprovechado para felicitar a las formaciones políticas que han llevado a cabo este acuerdo ya que se trata, según mantiene, de "un acuerdo histórico, con 33 votos de 41 a favor".

CUATRO EJES PRINCIPALES DE ACTUACIÓN

La primer edil, por su parte, ha asegurado que las cuentas, unos aproximadamente 3.000 millones de euros, tendrán como prioridad la lucha contra el cambio climático, las desigualdades sociales, la urgencia habitacional y la construcción de vivienda pública. 

"Hace falta una nueva etapa de acuerdos, de diálogo en Barcelona, Cataluña y en el Estado para superar el bloqueo existente en las distintas instituciones", ha asegurado este lunes por la mañana Ada Colau. También ha recalcado que "tras años de polarización, la falta de presupuestos ha resentido a los servicios públicos, que están al límite. Y ello ha repercutido en los municipios".

PARA MARAGALL ES "UN PRESUPUESTO DE CIUDAD"

Por su parte, Ernest Maragall ha afirmado que "es un presupuesto de la ciudad y no de un gobierno ni de unos partidos, más allá de que represente el 80% de concejales de la ciudad".

En lo referente a la cantidad invertida, el histórico político catalán ha admitido que 3.000 millones de euros es una cifra "bastante significativa pero aún insuficiente". También ha asegurado que incluyen "compromisos para hacer crecer a la ciudad de Barcelona en materia de derechos colectivos y de libertades".

NIEGA NINGÚN CAMBIO DE CROMOS

Más específicamente, Maragall ha dicho que se trata de "una voluntad específica de inversión en materia de vivienda y de hacer una ciudad más verde". También ha indicado que estos presupuestos han llevado a las partes a "más de tres meses de intenso trabajo".

También ha advertido que este acuerdo no implica "un cambio de cromos" con ninguna otra institución. Y, con voz firme, ha concluido su comparecencia haciendo un aviso: "esto es una previsión, el presupuesto de verdad lo cerraremos el 31 de diciembre". Y ha rematado su discurso, indicando que "se han acabado las excusas, ahora es el momento de gobernar".

ARTADI DA EL SÍ POR LA APUESTA EN MATERIA DE EMERGENCIA CLIMÁTICA

Para Elsa Artadi, este lunes es "un día importante" porque este acuerdo junta a gente "que viene de posiciones políticas muy diferentes". La política independentista ha justificado su adhesión al pacto poniendo de relieve que no se querían quedar en la crítica "sino en continuar mejorando".

"Se nos han aceptado hasta un 75% de las alegaciones que hicimos", se refiere Artadi de esta manera a la propuesta inicial hecha semanas atrás por el gobierno municipal. Sobre todo, remarca la portavoz de los postconvergentes ha sido muy importante para su grupo político "el avance en materia de emergencia climática".

UN NUEVO GREEN DEAL

En este sentido, Artadi defiende que hay que "avanzar hacia la descarbonización de la economía e ir hacia la idea de un nuevo Green New Deal". Esto significa "apostar por un ambicioso plan de renaturalización de la ciudad".

"Tenemos la necesidad de luchar para hacer de Barcelona una ciudad más vivible", ha aseverado la exvicepresidenta de la Generalitat.

COLLBONI DEFIENDE LOS ACUERDOS AMPLIOS

Según Jaume Collboni, este gobierno ha extendido la mano para que los acuerdos fuesen más amplios que a la coalición de gobierno "desde el minuto cero". El líder de los socialistas en Barcelona ha afirmado que este pacto es "algo que se merecen los ciudadanos de Barcelona".

Collboni ha insistido en que han demostrado que "cuando se habla de Barcelona y su futuro, la posibilidad de llegar a acuerdos con más fuerzas se duplica".

UNAS CUENTAS "EXPANSIVAS"

La emergencia climática, la necesidad de tener una política de vivienda ambiciosa y la transformación digital son algunas de las prioridades de estas cuentas, según ha contado Collboni este lunes. Para el político del PSC, se trata de "un presupuesto expansivo que contribuirá a la dinamización de la ciudad".