ARCHIVADO EN:

Las empleadas del hogar y de los cuidados que trabajan en Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi podrán informarse y orientarse sobre sus derechos laborales a partir de ahora. El Ayuntamiento de Barcelona que lidera Ada Colau ha habilitado unos puntos móviles en estos dos distritos. Las que no trabajen en estas zonas tendrán que basarse en la guía Cuidem qui ens cuida, és de justícia!, un documento que quiere favorecer la contratación justa y digna.

Esta acción se enmarca en la Medida de Gobierno por una Democratización de los Cuidados (2017-2020) y la Estrategia contra la feminización de la pobreza y la precariedad en Barcelona (2016-2024) impulsadas en este mandato, según ha contado la concejal de Feminismos y LGTBI de Barcelona, Laura Pérez.

UN SECTOR “PRECARIZADO Y DESREGULADO”

El consistorio ha alertado que el trabajo del hogar y de los cuidados "continúa siendo un sector precarizado, especialmente desregulado, sometido a condiciones salariales y laborales muy desigualdades y con un alto índice de informalidad, sobre todo en el caso de las trabajadoras internas.

Según los datos de la Seguridad Social, en 2015 en Barcelona había un total de 26.191 trabajadoras contratadas y cotizantes y, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se estima que el 31% del trabajo en el ámbito del hogar se produce de forma irregular, dentro de la "economía sumergida".

Así, tal como sostiene el Ayuntamiento, a las trabajadoras normalmente se les requiere presencia y pernocta 24 horas al día, con sueldos bajos y sin respetar las salidas semanales a las que tienen derecho que, según la normativa vigente, deberían disponer como mínimo de dos horas al día para comidas y un descanso semanal de 36 horas consecutivas.