Ada Colau ha comparecido ante la prensa, por primera vez tras la noche electoral, para aclarar la opinión de Barcelona en Comú sobre los posibles pactos. Aunque apenas una hora antes de su aparición en público, el teniente de alcalde Jaume Asens haya asegurado que no descartan que Ernest Maragall sea edil, Colau ha afeado la actitud de Esquerra Republicana y el Partido Socialista. También ha querido subrayar que "Maragall no se ha presentado para liderar el acuerdo de las fuerzas progresistas, sino que ha hablado en clave independentista".

LÍDER ÚNICA

La líder de BComú ha afeado los vetos que persisten entre ERC y PSC, y ha asegurado que su partido es el único que puede defender el "diálogo en positivo". Además, ni corta ni perezosa, se ha postulado como la única persona que podría liderar un gobierno "progresista, de izquierdas y transversal" en Barcelona. 

En cuanto a los posibles pactos para la alcaldía de la ciudad condal, Colau ha explicado que como los vetos persisten entre las dos formaciones, habilitan a BComú  a presentarse y sacar adelante la investidura que se votará el 15 de junio en el pleno.

NO RESPONDE SOBRE VALLS

Al ser preguntada por si aceptaría el apoyo del líder de BCN Canvi-Cs, Manuel Valls, ha asegurado no está pactando ni haciendo "operaciones extrañas" con el candidato, pero no ha aclarado si estaría dispuesta a aceptar o no sus votos. Además ha respondido a los medios diciendo que "está fuera de lugar decir si aceptamos o no los votos de Manuel Valls". 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.