El concejal de Ciutat Vella, Jordi Rabassa, ha mandado una carta al jefe de la Policía Nacional en Cataluña para exigir que se deje de blindar la comisaría de Via Laietana. En la misiva, el miembro del gobierno de Ada Colau asegura que las calles Tomàs Mieres y Julià Portet hace más de diez días que están cerrados al público y custodiados por agentes.

En este sentido, Rabassa señala que los blindajes por parte del cuerpo policial “complican e incomodan el acceso a las viviendas” de los vecinos del barrio.

“CIERRE INNECESARIO DE LAS CALLES”

El concejal de Barcelona en Comú ha añadido que las vallas también afectan al tráfico “en una zona muy concurrida” y ha sentenciado en la carta que “el cierre de las calles es innecesario cuando no hay concentraciones planificadas”.

En la misiva, publicada esta mañana, el miembro del equipo de Ada Colau reclama a la Policía Nacional que retire las vallas metálicas “para recuperar la normalidad que no es posible con las calles ocupadas intensivamente por las fuerzas policiales”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.