Ada Colau convocó este miércoles a los periodistas para lanzar su mensaje sobre la crisis del coronavirus. La primera edil, como viene haciendo desde la semana pasada, desvió las interpelaciones de los profesionales de la información a sus concejales. Fue la tercera rueda de prensa sin preguntas de Ada Colau en solo cuatro días.

Tal y como informa este jueves Crónica Global, Colau se limitó en esta ocasión a dar un monólogo sobre las medidas del Ejecutivo local para mitigar el impacto de la crisis del Covid-19 en el sector cultural de la Ciudad Condal. La máxima represante política de la ciudad condal colocó sus propuestas y, después, volvió a la cuarentena preventiva que la ha llevado a no poder moverse de su domicilio desde el viernes.

FORMATO CASI CALCADO

Es un formato similar al que utilizó el jueves 12, cuando envió un mensaje desde su casa por Youtube; el domingo 15, cuando Colau compareció y derivó las preguntas al teniente de alcalde Albert Batlle y a la concejal Gemma Tarafa y el martes 17, cuando hizo exactamente lo mismo.

Este miércoles ha vuelto a aparecer en pantalla pero han sido Batlle, Tarafa y Joan Subirats, teniente de alcalde de Cultura, quienes han dado la cara y han respondido a las dudas de los periodistas, eso sí, en formato virtual como el contexto por la crisis del Covid-19 obliga.

SÍ HA DADO ENTREVISTAS

Desde que comenzase su cuarentena preventiva el jueves 12 de marzo, la alcaldesa de la capital catalana sí ha dado un par de entrevistas. Ha accedido a hablar con Jordi Basté, periodista estrella de RAC1, el pasado viernes, y con Ana Pastor en el programa El Objetivo de La Sexta, el pasado domingo.

El resto de días han sido los otros concejales del gobierno municipal los que han dado la cara por la gestión municipal de la crisis del coronavirus.

TWITTER, SU CANAL PREFERIDO

Aunque sí hay un lugar donde Ada Colau sí se ha mostrado muy activa ha sido Twitter y en el resto de las redes sociales en las que los periodistas no la pueden interpelar. Hasta el punto que metió la pata con la sanidad privada el martes, cuando pidió "intervenir" el sector 54 minutos después de que lo anunciara la Generalitat de Cataluña.

El blindaje a la alcaldesa que está haciendo su equipo más cercano impedirá preguntarle directamente a ella (ya lo hacen sus concejales) sobre varios temas, por ejemplo, su opinión acerca del malestar de los comerciantes sobre las medidas económicas paliativas que ha aprobado el Ayuntamiento de Barcelona para mitigar el mazazo de la pandemia.

Tampoco resolverá ella misma las dudas sobre el material de protección que, según el sindicato CGT, no tienen los trabajadores del Servicio de Atención Domiciliaria (SAD).

COLLBONI TAMBIÉN TELETRABAJA

Cabe recordar que Colau está en cuarentena preventiva por posible contagio con Covid-19 después de cinco empleados municipales dieran positivo. Otros cinco ediles, como el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, también continúan trabajando desde casa desde la semana pasada.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.