La Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur) se ha puesto a disposición del Ayuntamiento para trabajar conjuntamente y destinar pisos turísticos y de temporada actualmente en desuso a alquiler social, ha informado en un comunicado este martes.

La patronal responde así a la carta enviada por la alcaldesa Ada Colau, en la que pide la colaboración del sector para ayudar a solucionar el acceso a la vivienda por parte de familias necesitadas.

UNA INICIATIVA SOCIAL

"Desde el inicio de la crisis hemos estado al lado del Ayuntamiento y nuestro compromiso es y será para todo lo que la ciudad necesite", ha afirmado el presidente de Apartur, Enrique Alcántara, que ya ha hablado con la alcaldesa y le ha transmitido su colaboración.

De este modo, desde la asociación se comprometen a trabajar para que este acuerdo, que hasta ahora estaba en fase piloto, se ajuste a las necesidades de ambas partes y se pueda tirar adelante "por el bien de la ciudad y de los barceloneses".

1.200 EUROS DE ALQUILER MENSUAL

Con esta iniciativa se quiere dar continuidad a la iniciada durante las primeras semanas de la crisis del coronavirus, cuando el Ayuntamiento de Barcelona dispuso de 200 pisos de Apartur para colectivos vulnerables, si bien el consistorio no hizo uso de estas viviendas.

La nueva propuesta económica incrementa hasta 1.200 euros la oferta de 900 euros de alquiler mensual que hizo el consistorio al principio de la pandemia, con la que solo se han puesto a disposición municipal dos de las más de 9.500 viviendas turísticas de la ciudad.

PISOS A PERSONAL SANITARIO

Además, desde el inicio de la pandemia, Apartur ha cedido 250 pisos de forma gratuita a personal sanitario de hospitales y residencias de la ciudad. Durante este periodo, unos 3.700 pisos de los 9.600 de uso turístico que hay en Barcelona se han pasado al alquiler residencial convencional.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.