En una entrevista este martes en Catalunya Ràdio, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reaccionado al acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para el uso del superávit de los ayuntamientos.

Colau ha avisado de que el consistorio utilizará los remanentes de la ciudad para la ciudad. Ha explicado que ascienden de 165 a 230 millones, si se suman los de las entidades municipales: "Habrá unos hechos consumados. Haremos déficit sí o sí, sin ninguna mala fe. Nos pasará a todos, que gastaremos más de lo que ingresamos".

PRESUPUESTO PRECRISIS

La alcaldesa ha explicado que el consistorio tiene un presupuesto precrisis aprobado y ha asegurado que no dejará de atender servicios básicos, por lo que ha deseado que este decreto ley se modifique en el Congreso.

"La ministra de Hacienda ha tenido una actitud que no entiendo, antimunicipalista y cerrada al diálogo", ha dicho Colau sobre Maria Jesús Montero, y ha añadido que se tendrá que abrir a negociar porque considera que este es un problema transversal y no de partidos políticos.

CAMBIO LEGISLATIVO

Colau ha reclamado que se cambie el marco legislativo de estabilidad presupuestaria, ya que considera un contrasentido que se deje endeudarse a las comunidades autónomas y al Estado y a los ayuntamientos se les "penalice" y no se les deje endeudarse.

Sobre la postura de sus socios de gobierno del PSC en Barcelona, Colau ha afirmado que su posición quedó reflejada en el pleno de junio, cuando de manera unánime "todas las formaciones políticas votaron a favor de exigir al Estado que deje usar los remanentes y haya un cambio legislativo".

EN BADALONA

Colau no es la única que ha reaccionado al acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y la FEMP. El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol (PP), ha pedido que se escuche a los regidores porque esto "no es una cuestión de partidos políticos", y ha acusado al PSOE de ir en contra de todo el mundo y bloquear los ahorros de los vecinos para obtener un préstamo para el Estado.

En el caso de Badalona, Albiol ha asegurado que el Ayuntamiento tiene 133 millones de euros de superávit y ha reclamado al Gobierno que modifique la conocida como Ley Montoro: "La Ley Montoro no es la Biblia. Las leyes no son eternas. En estos momentos la misma ley no tiene demasiada lógica".

INSUMISIÓN “LEGAL”

Ha explicado que desde el PP están pidiendo a los alcaldes "hacer una insumisión pero legal, no acciones al margen de la ley", ya que asegura que la ley permite que el alcalde tome la decisión unipersonal sobre el superávit.

"No daremos los ahorros de los vecinos de Badalona y no los daremos para que se los lleve Sánchez", ha dicho apelando al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien ha instado a reducir la estructura de su Ejecutivo para ahorrar.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.