Barcelona no tendrá, por ahora, ningún homenaje al 1 de octubre. El gobierno de Ada Colau ha rechazado este martes poner el nombre del 1-O a una calle u otro espacio de la ciudad en recuerdo del Referéndum y en homenaje a las víctimas de las cargas policiales. La petición la había formulado ERC.

La iniciativa republicana planteaba poner el nombre "como homenaje a los ciudadanos de Barcelona y del conjunto de Catalunya que el pasado 1 de octubre defendieron, de forma cívica y pacífica, escuelas y equipamientos para preservar su derecho a decidir democráticamente el futuro de nuestro país, ante la violencia represora ejercida por el Estado español", reza el texto presentado por ERC en la comisión municipal celebrada este martes.

CAMBIAR LA AVENIDA MARIA CRISTINA

El concejal de ERC, el actor Juanjo Puigcorbé, que ha protagonizado destacadas comedias españolas en la gran pantalla, ha sugerido rebautizar la avenida de María Cristina como la avenida U d'Octubre, pero la propuesta ha sido rechazada por el gobierno de Colau. 

El comisionado de Programas de Memoria, Ricard Vinyes, ha rechazado la iniciativa porque "el transcurso del tiempo es lo que enaltece a un evento". Vinyes opina que se debe dejar pasar más tiempo y tomar una decisión pausada, "como se hace con los nombres de personalidades fallecidas", que no pueden recibir el nombre de una calle hasta que hayan transcurridos cinco años de su muerte.

Horas más tarde, Alfred Bosch, líder de ERC en el Ayuntamiento, y Gerardo Pisarello, primer teniente de alcalde de la ciudad, se han enganchado por esta cuestión en twitter.

Bosch ha escrito que "el gobierno de Colau acaba de rechazar que una calle de la ciudad lleve el nombre del 1 de octubre", a lo que Pisarello le ha respondido que era falso. "Tienen que pasar cinco años de unos hechos para cambiar el nombre de una calle. Querer apropiarte del 1-O por razones electoralistas es bastante lamentable", le ha espetado la mano derecha de Colau a Bosch.