En tiempos de crisis, el dinero todavía dura menos en la cartera. Y si no que se lo digan al Ayuntamiento de Barcelona. De los 90 millones del fondo Covid, habilitado por el gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni, para hacer frente a los gastos y ayudas en distintos ámbitos derivados de la crisis del coronavirus, el consistorio ya se ha gastado 56,6 millones o, al menos, ese dinero ya tiene asignado una partida presupuestaria.

Fuentes municipales explican que se han liberado 400 millones para hacer frente a la pandemia. Del total, 160 millones provienen del remanente de tesorería, otros 65 millones son recortes en inversiones que ya estaban aprobadas o ya se habían iniciado, otros 90 millones son de retrasar inversiones que no estaban aprobadas, otros 60 provienen del fondo de contingencia y otros 25 millones son ahorro de gastos no indispensables. Hace unos días, Metrópoli Abierta ya avanzó el tijeretazo que el Ayuntamiento prepara por valor de 155 millones de euros, que son la suma de los 65 y 90 millones citados con anterioridad.

COMPENSAR LAS PÉRDIDAS DE INGRESOS

Los 90 millones del fondo Covid son una parte de los 400 millones liberados. Los otros 310 son para compensar las pérdidas por la caída de los ingresos, entre otros conceptos por los tributos que se han dejado de ingresar estos meses, las rebajas de tasas o el pago de las áreas azul y verde de aparcamiento, entre otros conceptos. Precisamente, esta semana se han puesto de nuevo en marcha estas zonas reguladas de estacionamiento con la entrada en vigor de las tarifas medioambientales

Según los datos a los que ha tenido acceso Metrópoli Abierta, actualizados el viernes 22 de mayo, la mayor parte de los gastos ya desembolsados en el fondo Covid son para ayudas sociales, unos 35 millones, apuntan fuentes municipales. La regidora de Salud, Gemma Tarafa, detalló en rueda de prensa, por ejemplo, que la apertura y el mantenimiento de los equipamientos para la atención de las personas sintecho ha costado unos nueve millones de euros.  

REACTIVACIÓN ECONÓMICA

Las ayudas para la reactivación económica han supuesto, por ahora, la salida de 13,8 millones de euros. El Ayuntamiento calcula que la ampliación y la apertura de terrazas en la calzada puede suponer unos seis millones. A este importante gasto hay que sumar 5,3 millones, para la bonificación de la tasa de terrazas, y 2,5 millones para las ayudas a autónomos. La partida, con la que se quiere llegar a 16.500 autónomos, tiene un presupuesto total de cinco millones, por lo que pronto habrá que añadir a los gastos otros 2,5 millones.

Clientes en una terraza de Barcelona
Clientes en una terraza de Barcelona 

Los gastos en el espacio público y en movilidad habían supuesto hasta el 22 de mayo unos 4,4 millones. En este ámbito, la mayor partida se la ha llevado la habilitación de nuevos carriles bici, con 2,8 millones. Los nuevos espacios para peatones han comportado una inversión de 1,1 millones y las mejoras en el transporte público, por parte del Ayuntamiento, 512.000 euros.

Gastos previstos en espacio público y movilidad / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Gastos en espacio público y movilidad / AYUNTAMIENTO DE BCN

Finalmente, el apoyo a la cultura tiene asignados por ahora 3,4 millones del fondo Covid. Del total, 1,5 millones son una subvención extraordinaria, otro millón de euros va a la compra de libros, 350.000 son para el Districte Cultural d’Estiu, 200.000 para programas de cultura y educación, 150.000 son para subvenciones fiscales, 150.000 van destinados a ayudar a los cines y 65.000 euros son para cultura de proximidad.

MEDIDAS "IDEOLÓGICAS

Desde las filas del PP, el concejal Óscar Ramírez considera que el dinero para los cambios en el espacio urbano que ha emprendido Colau no tendría que salir del fondo Covid. Para Ramírez, medidas como la pacificación de calles y la apuesta por la bicicleta son "ideológicas" y que denotan la persecución al vehículo privado del gobierno municipal.

Ramírez ha explicado que están negociando con Colau y Collboni, y el resto de fuerzas municipales, los nuevos presupuestos y la nueva hoja de ruta del Ayuntamiento para los próximos meses. Desde su partido se defiende la necesidad de introducir una "rebaja fiscal" en todos los ámbitos económicos ante la crisis que ya está afectando a miles de familias y negocios.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.