El Ayuntamiento de Barcelona, a través de Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), ha licitado un contrato por valor de 90.000 euros para actos lúdicos en el Park Güell (108.900 euros, IVA incluido) en plena pandemia. El expediente se publicó el pasado 23 de marzo, con el decreto del estado de alarma ya en vigor. El objeto del contrato es que la empresa adjudicataria pueda organizar dos actos este otoño e invierno -y otros cuatro en 2021- para el entorno vecinal más próximo al parque.

Licitación del contrato del Park Güell / CONTRACTACIÓ PÚBLICA B:SM
Licitación del contrato del Park Güell / CONTRACTACIÓ PÚBLICA B:SM

La iniciativa municipal es para que el monumento de Gaudí pueda acoger los citados eventos lúdicos con el objetivo de equilibrar "la actividad turística y los usos sociales" en la zona, y dotar el Park Güell de un contenido distinto al turístico, "de forma que sean actos que animen al territorio, tengan notoriedad y sean de carácter participativo". También está previsto organizar visitas guiadas, a cargo del Museu d'Història de la Ciutat, y actos de barrio que antes se hacían en los territorios y que ahora se plantea que se celebren en el Park Güell.

Tras ver esta oferta de B:SM, Metrópoli Abierta ha preguntado a la empresa municipal por qué se estaba licitando este contrato en plena pandemia. B:SM asegura que la licitación se aprobó antes de la entrada en vigor del decreto del estado de alarma y, siguiendo el procedimiento, tenía que ser publicada. "Inmediatamente después de ser publicada, ha quedado suspendida", afirman las fuentes consultadas. También desde el Ayuntamiento de Barcelona se ha recordado que todos los expedientes en trámite han quedado aplazados, excepto aquellos que se refieren a los servicios esenciales que no se puedan posponer o se puedan prestar a distancia.  

Fecha de la licitación / B:SM CONTRACTACIÓ PÚBLICA

Fecha de la licitación / B:SM CONTRACTACIÓ PÚBLICA

LOS ACTOS MULTITUDINARIOS, LOS ÚLTIMOS QUE SE AUTORIZARÁN

El citado contrato se publicó en un momento en el que nadie sabía con certeza cómo evolucionará la pandemia y qué actos masivos se podrán celebrar en Barcelona tras el verano. Hace unos días, Metrópoli Abierta preguntó a la alcaldesa Ada Colau si se había planteado suspender las fiestas de la Mercè por el coronavirus. Colau dijo que no, pero también reconoció que los últimos actos que se autorizarán serán los más multitudinarios. "La transición durará meses y lo último que se autorizará será los eventos más masivos", dijo la líder de Barcelona en Comú. El Park Güell, al igual que el resto de espacios artísticos y monumentos de Barcelona, siguen cerrados al público y no se sabe cuándo podrán abrir. 

En el documento técnico de la licitación se específica que los actos en el Park Güell para este otoño-invierno serán "remarcables" y los cuatro para 2021 de "formato medio". La propuesta es que los espectáculos destaquen el carácter barcelonés y catalán, tanto en el concepto como en la ejecución (idiomas), que tendrán que ir dirigidos a un perfil familiar y al entorno más próximo del Park Güell. En el contrato se deja muy claro que el montaje no puede herir ningún tipo de sensibilidad ni ir en contra de valores como la integración, el respeto, la sostenibilidad y la educación. Los espectáculos de 2021 se tendrán que llevar a cabo fuera de la temporada veraniega.

La plaza de la Natura, en el Park Güell, llena de turistas / EFE
La plaza de la Natura, en el Park Güell, llena de turistas / EFE

SIN INDEMNIZACIÓN

El coste deberá incluir el guion, la producción, la realización y puesta en escena, así como todos los gastos que se puedan acarrear. B:SM estima un presupuesto de unos 15.000 euros por cada montaje, aunque deja un margen de un 10,5% para imprevistos, lo que puede elevar la licitación hasta los 99.450 euros sin IVA. La licitación incluye dos lotes, uno de 30.000 euros, para los dos espectáculos de 2020, y otro de 60.000, para los cuatro trabajos de 2021. En el expediente, B:SM impone una cláusula que dice que la "no realización de los espectáculos no comportará ningún tipo de indemnización o compensación económica para el adjudicatario". La empresa subraya que solo pagará lo "efectivamente realizado".

El monumento recibe cada año unos nueve millones de turistas, tres de ellos a la zona monumental. La elevada presencia de visitantes foráneos llevó a poner sobre la mesa un plan estratégico para intentar reducir las molestias entre el vecindario. El Ayuntamiento aprobó una partida presupuestaria de 25 millones de euros con 179 medidas para pacificar la zona y acercar el Park Güell a la ciudadanía. Entre las medidas puestas en marcha hasta ahora figuran la supresión de la venta de entradas de manera presencial en la zona monumental del Park Güell en temporada alta.

RESTAURACIÓN DE LA PLAZA DE LA NATURA

Hace un año, el Ayuntamiento de Barcelona también acabó la restauración de la plaza de la Natura, situada en la parte superior del Park Güell, con una partida presupuestaria de 1,2 millones procedentes de la recaudación de entradas del parque. Las obras, que se empezaron en 2017, consistieron en la construcción de un nuevo sistema de drenaje para la recogida de las aguas pluviales de la superficie de la plaza. Los trabajos también incluyeron la impermeabilización del techo de la Sala Hipóstila, el refuerzo de las vueltas que la sostienen y la restauración del trencadís del banco de la plaza. 

Otra de las luchas del consistorio es reducir la masificación de vehículos en el entorno del Park Güell. En febrero de 2019, el Ayuntamiento decidió impulsar un área de movilidad restringida exclusiva para el vecindario entre las calles Olot-Larrard-Marianao-Mercedes y hasta la Rambla de Mercedes. Las medidas se implementaron el pasado septiembre. Sin embargo, el elevado número de buses turísticos en la zona sigue provocando las quejas de los vecinos de los barrios de Can Baró y el Baix Guinardó por ruido y contaminación​.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.