Ada Colau ha hecho una comparecencia ante los medios este sábado, 20 de febrero, para valorar la situación actual de Barcelona propiciada por los disturbios. Durante el comunicado, la alcaldesa de Barcelona ha pedido el indulto del rapero Hasél y ha pedido la prohibición de las balas de foam al Govern de la Generalitat.

La primera edil del consistorio ha emplazado a los partidos políticos y a las instituciones a cooperar "lejos de los rifirrafes, para poder ofrecer soluciones concretas a la ciudadanía y para hacer un llamamiento a la calma". En declaraciones a los medios ha dicho que comprende las "razones del malestar" por el encarcelamiento el pasado martes de Hasel y que existen motivos para que la ciudadanía se manifieste.

CONTRA LAS BALAS DE FOAM

Así, Colau ha pedido no criminalizar las manifestaciones y ha reivindicado el derecho a la manifestación "con libertad y con seguridad". Sin embargo ha expresado desaprobación ante los altercados y la destrucción de mobiliario público en algunas protestas. La alcaldesa ha insistido en que los altercados "no son una solución y no están justificados porque solo perjudican a los vecinos y vecinas y a los comercios, que bastante están sufriendo la crisis" derivada de la pandemia del coronavirus.

Respecto al incidente con la manifestante que ha perdido la visión de un ojo a causa del impacto de una bala foam, ha abogado por reabrir el debate en el Parlament sobre la "posible prohibición o limitación" de esos proyectiles.

INDULTO A HASÉL

Por otro lado, la alcaldesa ha emplazado al PSOE a tramitar la petición de indulto para Hasel que Unidas Podemos ha presentado ante el Ministerio de Justicia de la manera "más ágil posible" mientras no se tramite la reforma del Código Penal.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.