ARCHIVADO EN:

El gobierno de Ada Colau ha liquidado la cooperativa de la chatarra, Alencop. La iniciativa municipal se puso en marcha hace cinco años para dar una salida laboral a inmigrantes ilegales sin papeles. Sin embargo, la cooperativa no ha funcionado de la forma esperada. Ha sido un pozo sin fondo para las arcas públicas y sigue dependiendo económicamente del Ayuntamiento. 

La noticia ha sido confirmada en el pleno municipal por la regidora del PSC, Montserrat Ballarín, que lleva la concejalía de Comercio, Hacienda Pública y Mercados. La cooperativa se ideó en tiempos del alcalde Xavier Trias y se desarrolló durante el primer mandato de Colau.

DERROCHE PARA EL PP

En opinión del jefe de filas del PP, Josep Bou, la financiación de la cooperativa es un caso muy claro de "derroche" de dinero público con subvenciones directas y nominales muy cuantiosas, ha apuntado Bou en el pleno. El PP pedirá un informe fiscalizador para conocer al detalle las ayudas otorgadas.

Ballarín ha reconocido que no se renovará el convenio con Alencop y que se intentará ofrecer a los socios de la cooperativa un plan de transición. "No ha funcionado de la forma esperada", ha dicho la edil del PSC. La subvenciones municipales llegaron a cubrir el 77% del proyecto.

A lo largo de los años que ha estado en funcionamiento, la cooperativa ha dado trabajo a 30 personas y 27 han conseguido regularizar su situación.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.